viernes, febrero 06, 2009

Que harían los escuálidos si sacaran a Chávez

Quizás el titulo sería tonto, comprendiendo que ya hemos dicho mil veces que la derecha, en caso de salir Chávez nos arrasaría para evitar que el pueblo volviera al poder más adelante y así garantizar sus puestos por una larga estancia.

Pero el caso es que no vengo a reflexionar sobre el punto de que nos quitaran todo lo que hemos avanzado en materia de justicia social, así como humanización de la balanza económica, entre otros aspectos. Estoy hablando de que van a hacer los escuálidos en el supuesto negado que Chávez no esté.

Lo primero que pasaría, es que van a despedir a cientos de periodistas que han sido contratados en el marco del plan conspirativo y agitador que han emprendido los medios de comunicación contra Chávez, ya que al no estar la causal de que se originaran esos puestos de trabajo, lo mas sano es cesantearlos. Con un gobierno de derecha, los medios no cometerían el error de darle demasiado palo, con el propósito de no generar en la población la idea de que “con Chávez no pasaba eso”.

Un caso típico es el municipio Sucre del estado Miranda, donde ahora para los medios, ahí no ocurren crimines, no hay basura y todo funciona del carajo. El Zulia ni hablar, donde si no es por Panorama que sale a nivel nacional en la medida de lo posible, no se supiera como allá se cometen crímenes de distinta índole. Claro, allá gobierna un monigote que está calentándole la silla a Rosales. En Miranda todo parece Disneylandia, porque ya la gobernación no es culpable de nada nadita nada, de por sí, se abrió una tronera en la Carretera Panamericana y no se armó el escándalo de la otra vez cuando paso algo parecido en Tejería y era Diosdado el recién llegado gobernador.

Ahora, ¿alguien se ha preguntado que ha pasado con esos periodistas que tenía Globovisión persiguiendo cuanto detalle hubiera en esas entidades o municipios antes gobernados por el Chavismo o donde había influencia de la revolución como gobierno? Quizás en las primeras de cambio, no se ha sentido la presencia de un grupo de “profesionales de la comunicación” sin mayor oficio, porque la enmienda a mantenido el ambiente político alto, pero cuando todo vuelva a su relativa calma ¿qué va a pasar ahí? Porque a Globovisión con todo y que le guste el gobierno de Ratonsky, no le da rating darle cobertura a lo bueno que quizás el tipo haga (Como inaugurar el pintado de la orilla de una acera en un lugar recóndito, sin manchar la tronera que hay en la vía como pasaba y aun pasa en Las Mercedes), por el contrario, entre mas sangre y amarillismo puedan imprimirle, mejor.

También me pregunto, que van a hacer esa manada de habladores de oficio que ahora se les denomina “Analistas” que van por los medios, cobrando por decir la paja del momento, si su fuente de elucubraciones ya no estaría, y por lo tanto, dejarían de ser necesarios para los cientos de programas de “Análisis Político”. Otros son los “Opinólogos” que abundan en los diarios, que dedican horas y horas pensando que reflejar en dos cuartillas, o en estribillos. ¿Que dibujarán los caricaturistas si ya no habrá a quien irrespetar?

Y no es solo la cantidad de periodistas que quedarían sin trabajo, sino, que va a pasar con los hogares venezolanos donde vive al menos un escuálido, de esos que si van al baño y el inodoro no baja al primer jalón de la palanca dicen: “ahora ni la mierda baja bien por la poceta, eso es culpa de Chávez y su comunismo”. También se vería afectada la señora aquella que siendo vilmente engañada por el marido con una tipa mucho más joven y con uno de esos implantes de silicón bastante notorios, espeta en sus ratos de larga soledad “Esta vaina es culpa de Chávez, porque ha desatado lo más sinvergüenza en el país, y como el mal nacido de ese que tengo por marido le encanta la guachafita, entonces anda revolcándose con la puta esa que conoció en el partido ese donde en mala hora lo lleve, pensando que íbamos a luchar contra este sátrapa de Miraflores, pero que lo que están es llenos de bichas pendientes de darle el culo a cuanto hombre casado vean…. Como odio a ese mono”.

Otro grupo afectado y que le ha sacado un provecho reciente a la cosa es el de los opositores estudiantes, que para justificar una rodada en algún tipo de materia, esbozan argumentos como los siguientes: “Coño vieja, lo que pasa es que yo salí a luchar por la libertad, ¿sabes? Y entonces el won ese del profesor hizo una prueba mientras todos nos oponíamos a la tiranía esta y bueno, nos raspó a toditos… yo lo que estoy es sospechando que ese tipo es un chavista que está infiltrado para decirle al déspota que estamos haciendo nosotros y copia los exámenes para meternos en una nueva lista de Maisanta, mamá”.

Piénsenlo bien escuálidos…

4 comentarios:

Antonio Ricaurte dijo...

Mientras sigan llamando "escuálidos" a quienes nos oponemos, sus palabras quedarán en el vacío.

RESPETO. Sin eso, sólo queda la barbarie.

Carlchucho dijo...

Tu tienes razón Antonio, mientras ustedes sigan siendo ESCUÁLIDOS (simplemente los llamamos como lo que son), todo lo que nosotros digamos caerá en el vacio craneal que tienen ustedes en el lugar donde deberían tener el cerebro. Un ejemplo de eso, es cuando dicen "NO es NO" sin mayor argumento de que "NO es NO".

Respetense, que solo con un mínimo de eso, dejarán de decir tantas barbaridades.

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJA... Este blog es muy cómico, muchísimo más cómico que el de Luigino o el de JRD.

Excelente hermano, te felicito.

Ahora escribe algo en serio, por favor.

Carlchucho dijo...

Gracias por parecerte gracioso lo que escribo. Es que por mas que trato de ponerle seriedad a lo que escribo en este blog, termino cayendo en una jodedera, porque a final de cuentas, estoy hablando de los escuálidos, que son seres que uno prefiere reirse de ellos para no hacerlos sentir mal ante la lastima que les tenemos, porque un escuálido en sí, es un ser de una profunda brutalidad que le impide ver que su intelectualidad y sentido de superioridad es mas tangible que un holograma.

Algún día, quizás, cuando la oposición sea un tilín menos comica, quizás escriba algo serio sobre ellos. Mientras tanto, he comentado con luigino y estamos pensando decirle a Jose Roberto sacar un programa para dedicarnos a hablar de la oposición y sus aventuras, que seguramente será calificado como programa humoristico en cualquier canal de televisión.