miércoles, enero 28, 2009

Les cuesta ser coherentes con su incoherencia (Primera Parte)

Es muy típico escuchar a un escuálido decir que aquí en esta vaina “no hay libertades” de ninguna especie y por lo tanto estamos metidos en una dictadura feroz que nos aniquila de manera insoportable.

Sin embargo, una persona seria que haya vivido cualquier opresión, restricción o menoscabo de sus derechos básicos (por no caer en el detalle de que carajo es la libertad, porque ello depende de la cultura donde estemos ubicados) al ver a esta gente, estaría de acuerdo en que mienten descaradamente y se aprovechan no solo de la estupidez ajena de quienes les creen, sino de ellos mismos, quienes se auto engañan.

Hay gente que sabe fingir su mentira, y para ello hace una elaborada interpretación de lo que le interesa, con la finalidad de que los demás por al menos un momento crean que lo que expresan es cierto y por lo tanto consiga solidaridades a su causa o propósito. Sin embargo, nuestros Escuálidos distan de llegar a tener semejante capacidad histriónica.

Hay miles de ejemplos, pero quiero comenzar a desmontar algunos de manera progresiva y detallada, para que veamos como la derecha criolla no logra convencerse a si misma de los motivos por los cuales lucha y que a la postre, justifica su condición de escuálidos mentales.

Observen la siguiente foto que el portal derechista “N24” ha publicado. En la misma notamos a una joven que porta una pancarta que dice “NO a la violencia indefinida” y es firmado por ese AD-fesio llamado “Comando Angostura (Debe ser por lo angosta que tienen la mente). Lo curioso de la foto es que dicha joven posa con su pancarta de manera feliz frente al cordón de seguridad de la PM que se encuentra de manera pasiva, y donde inclusive se observa a un policía sonriendo a la derecha de la foto.


La contradicción en la gráfica es que si bien el mensaje habla de la “violencia indefinida” que según los escuálidos estamos viviendo, y que recientemente se la han atribuido a la policía por haberlos dispersado en sus protestas violentas (SÍ caballero, la derecha repudia la violencia que ella misma genera), entonces ¿de qué coño se está riendo la jovencita que posa tranquilamente?

Se supondría que si efectivamente esto fuera una dictadura como ellos señalan y que aquí no se permite ninguna disidencia porque el “régimen” sofoca cualquier oposición, ¿como esta caraja va y posa frente a los policías, se ríe y no se la llevan presa?

Se supone que la gente oprimida a los niveles que ellos han denunciado, no va a una marcha con una sonrisa y hace eso permitiéndose acomodarse para tratar de salir “bella”, sino que aparece con rostros angustiados, iracundos o agotados, en situación donde lo último que se hace es tomar una posición de esas extrañas que acostumbran aquí algunas mujeres cuando les muestran una cámara y les entra el espíritu de una miss Venezuela de pose mal elaborada, hecha para colgarla en su perfil de Facebook o enviársela a una prima que está lejos para mostrarle que tan de pinga le quedan los lentes de contacto o como se le ven las lolas de silicón.

De verdad que uno tiene que encontrarse con cada vaina loca que se le ocurre a la derecha criolla.

No hay comentarios.: