viernes, octubre 26, 2007

El lepe a Yon

Siempre recordaré mi época del liceo con infinito aprecio. Entre las vainas buenas y malas que tuvo mí transito por el Luis Cárdenas Saavedra y el glorioso Liceo José Avalos, aprendí una cosa: a soportar los coñazos. No es que me la tuvieran aplicada, por el contrario, sin tirármelas de arrecho, todos me respetaban, pero cuando había un peo, y de malandrear se trataba, uno le roncaba a los demás y se desataban riñas colectivas, donde uno aplicaba unos cuantos carajazos, pero también se recibían unos cuantos toques técnicos.

Posterior a esa fase de mi adolescencia, y considerando que con la universidad me quedaba bastante tiempo libre, me dediqué al entrenamiento físico en el gimnasio de la Policía Metropolitana, donde además de musculatura, aprendí lucha libre y algo de boxeo.

En ambas disciplinas del combate físico, creo que lo único con que no me golpearon fue con clemencia, aunque también confieso que cuando me tocó entrenar a unos cuantos pichones de policía, se me olvido lo que era la misericordia. Lo más arrecho es después de la coñaza de entrenamiento, uno no podía arrecharse con el hijo de puta que te había sacado el aire de uno estirón de brazos.

Todo esto lo digo porque no entiendo a Yon Gaycochea. Este jueves le dieron simplemente un lepe, (lepe: contacto a la zona facial o cervical de un sujeto, por parte de otro que utiliza sus extremidades superiores, con la mano abierta o cerrada pero sin mayor fuerza, pero con una trayectoria que genera estremecimiento del individuo afectado más por la impresión que por la contundencia del impacto). El efecto de ese Lepe, fue un llamado literal a la insurrección militar, porque según él, le partieron el tabique. Es extraño, porque un tabique partido genera entre otras cosas, inflamación del rostro, oscurecimiento del area afectada, obstrucción de las fosas nasales, lo cual conlleva a que respire por la boca y esto afecta el aparato fonador (o sea, habla como las comiquitas si es que puede hablar), cierre parcial de los parpados inferiores debido a la afección inflamatoria del área circunvecina. Es decir, que Yon, luego de recibir “el Lepe”, tendría que tener la cara como un guante de receptor, y evidentemente, eso no era así.

Salir gritando como la propia jeva, por Globovisión que lo habían jodido y diciendo que “sintió miedo” (eso me pareció un chinazo), fue un error, porque deja en claro par de vainas: Yon es un bolsa y no sabe actuar.

Claro, es de entender que esos mariconcitos hijitos de papá y mamá, nunca recibieron ni el más mínimo carajazo en su vida, porque crecieron siendo unos niños pendejos que les daba caligüeva despegar el culo del mueble para ir a un parque a jugar con los demás y desconocen lo que significa darse un coñazo en el piso siquiera o enfrentarse con alguien. También es de los pajuos que tanto en el colegio como en el liceo, se dedicaban simplemente a sentarse a ver con sus caras de obstinados y ladillados, mascando chicle y dibujando estupideces en el cuaderno en lugar de escribir algo inteligente.

Debo decir que no justifico la violencia, y más cuando es justamente lo que ellos están buscando, para tirársela de victimas del “régimen”. Sin embargo, el adefesio de Yon al ponerse una franela con el rostro del Ché portando el logo de Globovisión en su boina, justifica no solo ese triste y vulgar “lepe”, sino una gran patada por el fundillo, que lo lleve a ser visto por los mismos especialistas que operaron recientemente a Simonovis de las más populares hemorroides de la última década en Venezuela y áreas fronterizas.

Cuídate Yon, que la próxima vez no te van a joder con un “lepe”, sino que vas a salir llorando porque te echaron Mal de ojo. Dios te libre de que algún día juegues conmigo o con mis compadres del barrio, una partida de Cartas en "Caída" o con Dominó, porque con los chicotazos burreros que reciben los que pierden, seguro te cagas en los pantalones. Te metiste al área política, y eso lleva cualquier tipo de implicaciones, aquí y en cualquier parte del mundo, así que aguante y cállese, que no habéis visto llaga, solo estás viendo peladura.

No hay comentarios.: