lunes, agosto 13, 2007

Ya no soy administrador de los Apoforos

Aunque siempre he mantenido alejado mi blog de otras actividades que realizo en la red, hoy lo voy a utilizar para dejar en claro algo: ya no soy administrador del Foro de Aporrea.org

La decisión de separarme fue por el simple hecho de que asumí ese espacio, luego de la renuncia de los otros dos camaradas, a la función que compartíamos. Yo siempre me caractericé como el Administrador de bajo perfil, porque nunca me logueaba, pero revisaba el foro a ver como se comportaba cada quien.

Alguien me reprocharía que yo nunca entraba y no le daba importancia al mismo, pero esa misma persona fue la que me solicitó en el 2004 que no lo hiciera, porque cometí un error, al darle sin querer una información a un camarada, que luego fue usado por este para atacar a otro, y para que evitara relacionarme con la gente, y generar afectos que me impidieran hacer una función administrativa equilibrada. (Que bolas, ¿no?)

Lo cierto es que terminé envuelto sin haber tenido una participación de relevancia, en medio de todo un conflicto donde sí, le di la razón a un camarada quien admitió los que pudieron ser errores, pero tuvo motivaciones muy fuertes y valor de reconocerlo, que antes de pensar en ciertas individualidades pensó en el colectivo y la necesidad de mantener una conducta ética. Emití una opinión ajena a los espacios del foro, y esta fue publicada, claro está, con tergiversación de los hechos (lo digo claro), pero bueno, como dicen por ahí, cada quien acomoda su sardina a la brasa para que le quede como le gusta, y honestamente, por esta avalancha de vainas encontradas que tengo entre el cerebro y el pecho, no voy a ponerme a explicarlas aquí.

Lo cierto es que preferí dejarle la administración del foro a la gente que fundó Aporrea. Recuerdo cuando comencé en ese portal combativo, época en la cual fue dura la experiencia de combatir comunicacionalmente prácticamente con las uñas. Yo me incliné más que nada por la fotografía, registrando con una cámara prestada, todos aquellos hechos que pudieran hacer historia en ese complejo año 2002 y posterior. Un grupo de buenos amigos, entre donde estábamos Álvaro, Mota, Lourdes, Oscar y yo, nos registrábamos bajo el Pseudónimo de “Misael Snow”. Tal fue el resultado de calidad de ese equipo, que luego muchas de esas fotos fueron a parar al libro “Documentos del Golpe”, editado por la Defensoría del Pueblo. Aclaro, no cobramos ni un centavo por eso, solo nos quedó la satisfacción de que nuestro esfuerzo sirviera para demostrar la verdad, y pasaron 2 años para que aparecieran nuestros créditos en el libro.

Volviendo al tema, trate de mediar en puntos de diferencia, porque si bien me parecía que la razón de la polémica y las acciones derivadas, fueron fundamentadas, era indispensable dar cada quien un momento a la reflexión, para solventar un problema que en sí mismo era tan domestico que realmente ha resultado una pérdida de tiempo. Leyendo y releyendo, noté que todo el conflicto desatado radicaba no en la acción como tal de haber extraído información, sino a quienes afectó esa extracción de información, y como algunas máscaras rodaron al suelo, dejando en claro, unas cuantas miserias humanas, de esas que son necesarias combatir.

Esa rebelión que se dio, el escándalo, no fue más que el intento de tratar de opacar una gran verdad: un grupo de usuarios V.I.P. (que se creían ellos), trataban de imponer su presión sobre el resto, y si lo medimos en proporciones porcentuales, estamos hablando de un 2,43% de los inscritos. Por supuesto, este 2,43% acumulaban en algunos casos, casi mil mensajes por mes, lo cual lo lleva a uno a preguntarse “¿Y esa gente no trabaja? ¿Y esa gente no despega el culo de esa silla? ¿Y esa gente no sabe que la revolución también se hace en la calle? ¿Y esa gente no se estará quedando ciega, por el efecto prolongado del monitor?”. Hasta donde yo sé, ninguno de ellos es colega mío, porque yo trabajo a través de internet, y estoy todo el tiempo frente a una computadora, pero con todo y eso, también salgo, camino, hablo con la gente, me tomo un trago en la barra de un bar, salgo con la propia (a la cual se le pidió que regresara, lo cual “Aceptó”), jodo, echo chistes, etc.

Tampoco mi idea es criticar a alguien porque sea un consuetudinario participante de algo, pero no pueden pretender compararse con otros que tienen escasa participación porque el tiempo no se los permite, aquellos que quizás ya son personas jubiladas y disfrutan de la renta de su trabajo durante años, o trabajan por su cuenta y les va bien en sus negocios. También me parece injusto, que aquellos que por una u otra razón, han tenido por su experiencia de vida, mayores posibilidades de formación, leyendo a los “grandes” autores de la izquierda, menosprecien a otros más jóvenes o que no tuvieron acceso a la misma formación, porque emitan conceptos que no se ajustan a sus “elevados” conocimientos, o en muchos casos a dogmas, que han sido señalados por el propio comandante Chávez, como muros a derrumbar.

Se supone que precisamente esos que tienen mayor formación, están llamados a dar el debate necesario, pero con argumentos, y afrontando aquello que les parezca incorrecto, con las ideas, no con las concertaciones entre unos poquitos, para cercar al que les molesta y hacerlo salir de sus cabales. Yo soy un convencido que con escuálido no se discute, pero esto no significa no debatir, sino no seguirles la corriente o dejarnos llevar por ellos, sino nosotros imponer nuestras razones, porque nos asiste la verdad. En este blog yo modero los comentarios, porque por lo general, hay escuálidos que o vienen insultando o vienen esbozando mentiras que no tienen nada que ver con los temas, o sencillamente son tan falsos que no vale la pena responderles, que vivan su engaño, pero si veo un opositor, o un camarada con un punto de vista crítico, le apruebo el comentario y le respondo en la medida de lo necesario y bajo mi propio estilo. Yo tampoco soy un Sabio sentado en una roca, que me la devoro reflexionando sobre la revolución y el socialismo bolivariano, simplemente soy un carajo que decidió unirse al pueblo y construir junto a él, desde la trinchera que sea necesario, este proceso de reivindicación popular.

Sé que por esto, algunas mentes de estatura moral enana, me señalarán con sus dedos acusadores de lo más ultraplus del Chavismo, pero no me importa, no los reconozco como revolucionarios, pues, ya que ciertas actitudes que han demostrado a raíz de todo este problema, no se le pueden atribuir a una persona consciente de la ética y moral que deben tener un socialista, sobre todo cuando queremos hacer nuestro propio modelo del socialismo y lo fundamentamos en Moral y Luces.

Tampoco digo que yo sea un dechado de virtudes, y un ejemplo a seguir como persona, pero hay papeles que no haré jamás, con todos los defectos que sé que tengo, entre ellos la incapacidad de olvidar las arrecheras, y debo ser claro, para yo llegar a guardarle la más profunda arrechera a alguien, tienen que haberme jodido la paciencia en proporciones industriales, que por lo normal es haberse inmiscuido en mis asuntos personales, cuando nadie le ha llamado.

Justamente eso es lo que generó en mi, severas diferencias existenciales con una de esas “Vacas sagradas”. El peo nace en el 2004, y cada año se alimentaba con un elemento más, que estoy seguro que esa “persona” no recuerda, porque cuando se tiene la conciencia así, el joder a los demás es una pequeñez y pasa desapercibido. Sin embargo, preferí marcar distancia, y siendo administrador del foro, jamás use las posibilidades que tenia, contra el personaje en cuestión, porque soy un individuo lo suficientemente formado en materia ética, gracias a mis padres, como para diferenciar mis roles de responsabilidad, con mis conflictos personales.

Yo nunca objete una opinión de dicha persona, en temas políticos, porque ni me interesaba lo que decía como individualidad, sino prefería observa el hecho colectivo, de la construcción del pensamiento. Pero ante la falta, reconocida por personas cercanas, estuve de acuerdo con aplicar la sanción, porque estaba claro que se habían hecho las advertencias debidas por mi camarada administrador, pero cuando la soberbia de algunas persona, los hace creerse indispensables y dueños absolutos de la razón, que no es más que su propia visión en términos muy reducidos, la cual no se discute, no se contradice y si lo haces, pues la pagaras caro, porque sacaré todas mis armas para incendiar la pradera y que importa que se queme la casa, lo vital es que prevalezca yo, quien secuestro el agua del pozo, porque sí.

Yo si admito que la llame “vieja maldita”, porque sabía que cierto personaje le iba a ir con el chisme. Quería confirmar una vaina, y la víctima cayó redondita. Estando en un chat, por invitación de no sé quien, estaba uno de los personajes de la polémica, quien no hablaba, no escribía, pero tampoco cerraba la ventana, lo cual indica que estaba leyendo, porque tampoco cambiaba su estado de conexión a Ausente o no Disponible. Otro peine que puse, fue la respuesta a la carta de un camarada, el cual se quejaba, porque dentro de un grupo de conversación donde participamos diariamente, otro compadre, bastante acido, le había dicho unas vainas que bueno, le explotaron los cojones. Por una razón que no entendí, se vinculó el problema del chat, con el problema del foro y respondí entonces como tal. En la lista de correos estaba el personaje en cuestión nuevamente y sé que le llegó el correo, y que se lo iba a distribuir a su amiga, para que se complaciera con la situación. Coño, puedo decir que tuve éxito, porque creo que si le hubiera escrito al personaje “mira, ve y dile a tal que todos los mensajeros son maricos”, el tipo a la media hora ya me habría traído un mensaje de respuesta y pedido su propina para decírmelo cantaito.

Claro, la situación se torno quizás para ellos un poco explosiva, y en un chat donde yo no estuve, se que invitaron a este “mensajero” y este trajo a su amiga y a su combo latino. El resultado fue una lluvia de insultos de estos personajes, hacia los que estaban conversando por MSN y como los otros no eran mochos, se inició el atajaperro. Repito, no estuve ahí, no leí ni participé, pero si se que fui mentado varias veces, y calificado de vago por dama de altísima reputación (verga si de vaina veo a mi sobrino de 10 años en la mañana cuando salgo y está dormido, y cuando regreso lo vuelvo a ver dormido, pero igual, ella es una gurú, sabe que soy un vago). Lo más arrecho vino después.

Me invitan a una sala, donde está “el personaje” haciéndose el inocente, el que no jodio, el que no hizo nada, y otra persona, viene y en lugar de decir que lo que hicieron los foristas VIP, estuvo mal, me comenzó a echar la culpa a mí y a otro camarada por nuestra intolerancia (¡¿?!), porque nosotros creamos todo aquello, y yo ofendí una refinada dama, que presuntamente insultó a otra jovencita solo porque le dio la gana, mientras otros la llamaron Perra (tremenda calidad, la de estos foristas VIP). Alguien dirá “bueno, pero tú le dijiste vieja maldita a la vieja”, pero yo tengo mis motivaciones, que por lo menos para mí son validas, pero esta compañerita fue insultada de gratis.

Pero lo más cojonudo de esa noche, vino cuando el “mensajero”, nos señaló a mí y al copropietario del odio de los VIP, como culpable de esa situación, porque simplemente le parecía que el pana, tenía que ser el responsable. Me arreche, y exigí disculpas para con el camarada, porque le conozco y sé que no es un arrastrado como para ponerse en esas. El Mensajero solo dijo “Si fulano, discúlpame por haber dicho que fuiste tú”. Eso es como cuando se nalguea a un mocoso y este dice la vaina para salir de paso. Moral y Luces son nuestras más urgentes necesidades.

Luego me llega el link de un nuevo foro que fue abierto, donde se encontraban todos los que se denominaron “La disidencia”, donde los que se fueron baneados, y los que se fueron porque les hacían falta los otros, aterrizaron para hacer una especie de club de amigos, donde la autocomplacencia es la orden del día, y donde la más mínima critica o disidencia a lo que piensan esos “grandes intelectuales”, es sancionada sin contemplaciones, aunque sea la crítica constructiva; lo que escribió fulano es así y se queda así, lo aplaudes o te vas. De paso, si te vas, te baneo el usuario y te bloqueo el IP, lo cual (Sr. Que administra dicho foro) es un error garrafal. Ningún administrador de foro que se respete o que tenga mediana idea de lo que está haciendo, hoy en día, banea el IP, porque si es un IP único de una red, como una empresa, una universidad, etc., bloqueas a decenas, cientos o miles de personas. Además, por lo visto, todos son Administradores o moderadores, lo cual debe ser un despelote, pero como es un “Club de Amigos” donde se ponen rangos militares y todo, mejor me evito comentarios, cada quien hace de su página web un florero.

Lo único que yo cuestiono de todo lo que se dice en ese foro, es que se tomó el correo del compadre citado más arriba, que se quejaba de una situación muy puntual, y se trato de vincular con la situación del foro, sin solicitar permiso a su autor, lo cual le generó indignación, y me confesó incluso que “el mensajero” le había estado hablando pestes de mi persona y del camarada que comparte conmigo, el estigma de habernos “ensañado” con las “vacas sagradas”. Además, se miente, porque el personaje en cuestión afirma haber sido participante de esos grupos de chateo, lo cual es FALSO, ya que pocas veces llego a ser invitado, y mucho menos participó, porque siempre aludía que le tenían la cuenta de correos hackeada, cosa rara, que a mí me preocuparía, porque si pasa todo el tiempo es que se está muy aguevoneado y pone claves como “123456”, “Chávez” o algo así por el estilo, o sencillamente en la casa hay alguien conspirando. Revísese.

Honestamente no me importan los insultos, que gratuitamente se me están lanzando. En mis últimas horas como Administrador del foro, hice cumplir la normativa, y detecté algunos peines, como por ejemplo, un usuario cuyo nombre empieza por O. Resulta que el primer día me manda un mensaje muy amable, solicitándome algo. Al mismo tiempo, una usuaria cuyo nombre empezaba por M, también me manda un mensaje dándome apoyo como nuevo Administrador. Le respondo a los dos en los mejores términos. Pero al día siguiente veo que el usuario O publica en el foro que la usuaria M lo estaba ofendiendo con términos xenofóbicos y otro tipo de amenazas por Mensajería Privada y dice autorizarme a entrar a su buzón para comprobar lo que él dice, porque yo tengo derecho de hacerlo y como administrador podía.

Soy de la costumbre de algo, siempre revisar el IP de los foros que modero. Cuando revise el IP de la usuaria M, me encuentro que desde ese mismo IP, en un mismo día, también se había conectado el usuario O. Para evitar dudas voy y reviso al usuario O, en otro mensaje de otro día con otro IP, y resulta que veo que la usuaria M también había usado el ese mismo día ese IP, además de una tercera cuenta. Yo saco cuentas, o trabajan juntos y no saben que la persona de la oficina de al lado es al que están insultado, o son una pareja que se están divorciando y se amenazan por mensajitos, o alguien pretendía joderme. Como muchas cosas ahí estaban sueltas y unidas me daban un resultado, simplemente banee las dos cuentas. Luego vi que lo lloraban en el otro foro, lo cual me ratificó que algo raro se movía.

Luego estuvo el proceso de entrega a la nueva administración, y tenía que explicarle que hacer en cada ítems del panel. Casualmente se da el caso que un usuario se queja en Marea Creativa, de nombre por Ch, por un tema que hablaba de unos videos porno que salieron de un periodista de Globovisión. El usuario Ch se queja, escribe un mensaje donde como era de esperarse, saca el problema de la sanción a las Vacas Sagradas, y bueno, le doy la razón al tipo, de que el tema debía ser cerrado. Lo elimino y en menos de 4 minutos, recibo un mensaje privado, donde me reclama el usuario Ch porque le coarté su libertad de expresión. Honestamente no entendí, pero me di cuenta que lo que quería el usuario Ch, era mantener su manifiesto a la vista de todos, y como lo quité se molesto. Un día después vería que lo confirmaba en el otro foro.

Por su parte otro, de nombre C, luego de asumida la nueva administración, a quienes todavía les explicaba un poco el manejo, anuncia que el foro se fue a la mierda, lo llama incluso “Nuevo Pseudo Apo-foro” y no reconocerme a mí como administrador (que ya no lo era, bolsa), el nuevo equipo decide clavarlo por conflictivo, pero las vacas sagradas, me echan la culpa a mí, ¡que de pinga!

Y así varios casos, siendo el más patético el de cierto forista, cuyo pasado conozco y que identifico como el gasparin del grupo. El ha pasado de Chavista a escuálido, a evangélico, a anarquista, a escuálido otra vez, a Chavista y ahora a vaina rara, porque nadie sabe que es. En una actitud jalabolica, tipo mecedora y todo, me manda un mensaje privado para que como estaba solo en la administración, le diera a él la posibilidad de ser el otro Administrador. O sea, solo sé que pensé el carajo con una lumpia en la boca. Verga, hay gente que no tiene vergüenza. Esta noche veo como el sujeto, mudado al otro foro, empieza a decir que el foro lo maneja la oposición, y muestra la respuesta de un MP que le enviaría la nueva administración, donde le dicen que no requieren ayuda, pero una frase de la respuesta delata que al igual que a mí, solicitó ser el Administrador, ya que omite el mensaje que él envió. Todo loco come Lemna.

En el otro foro, dicen que el de Aporrea está solo, que ya no se ve el mismo movimiento, y claro, es cierto, ya no están los adictos a la vaina, lo que escribían en cada tema abierto, y que como dije mil párrafos arriba, parece que no hacían cosa distinta que vivir pegados al foro.

Al final de todo esto, creo que sirvió para que cada quien reflexionara a su manera. En lo particular, creo sin dudas, en la necesidad de cambio, a niveles colectivos, de manera sincera, y donde todos hagamos un esfuerzo para dejar de lado todos esos viejos vicios de la cuarta república, como lo fueron el adecaje, pero también como lo fue una vetusta izquierda que se creyó elite y aun hoy pareciera que ciertos herederos de eso, son incapaces de desprenderse de esos errores que no permitieron el avance eficiente de los movimientos populares durante los 60 y 70. Esta es una revolución de colectivos, no de individualidades, lo ha dicho el mismo comandante Chávez, que propuso el PSUV, los consejos Comunales, y las más diversas formas de organización. Esta no es hora de intelectuales, o intentos baratos de llegar a eso, sino de un pueblo claro, que piense y debata, cree y construya el país que queremos. El hombre nuevo no podrá nacer, mientras los egoísmos sigan a flote. Es mi opinión.

En lo personal, creo que esto no es una total perdida, sino que uno gana, de ver, de reflexionar, y de conocer quién es quién. Quizás, hay cosas que duelen, pero mi viejo tío me dijo una vez “Los más grandes amores te los puedes arrancar del pecho, cuando estos intentan pisar tu conciencia, y te das cuenta que no fueron amores, sino mentiras”. Tengo que dar muchas gracias de Akokan (corazón) a mis santos, porque les comento que desde hacen días me inicié en la Osha. Soy Aleyo, que significa Iniciado en la religión que todos conocen como santería. Y doy las gracias porque en mi ceremonia de iniciación le pedí a los santos que ayudaran a conocer mis verdaderos amigos y les quitara la máscara a mis enemigos ocultos y que en su debida oportunidad y cuando ellos lo dispusieran así los destruyeran. Uno a uno han ido cayendo las máscaras y los que yo consideraba ángeles del cielo resultaron ser ángeles del demonio. No me arrepiento de lo que escribo.

Tomaré pronto un tiempo de descanso, para irme a ponerle orden a mis ideas, recuperar lo que había perdido, por creer como los indígenas en 1492, en espejitos y vidrios de botella. Pero tengo dos mensajes:


  1. Para los VIP: hablen paja de mi, a los que toqué y a los que no, porque así drenan sus frustraciones, y de Akokan se los agradezco, porque entre más hablen mal de mi, más Ashe (buena suerte) me daran, y en todo caso, "oreja no pasa cabeza". A los dos más notables, simplemente les pido que traten de darle tranquilidad a sus conciencias, y busquen ser mejores personas.
  2. En particular como Aleyo, a alguien le doy una recomendación, y es que Franco (quien le hizo varios trajes a mi abuelo) y Yolanda están penando. Coño vale, pídeles perdón, para que tengan paz y tú la consigas el día que te toque trascender a otro plano, además, que no te hagan lo mismo que le hiciste a ellos, es triste terminar la vida así.
  3. A alguien más, le devuelvo una canción que una vez me envió. Es lo último que tengo que decir, porque me quiero tragar otras palabras, que de verdad no valen la pena decir. Es una canción de Joaquín Sabina, (Nos sobran los motivos) que comienza con el siguiente verso:
Este adiós, no maquilla un “hasta luego”,
Este nunca no esconde un ojala,
Estas cenizas no juegan con fuego,
Este ciego no mira para atrás,
Este notario firma lo que escribo,
Esta letra no la protestaré,
Ahórrate el acuse de recibo,
Estas vísperas son las de después,
A este ruido tan huérfano de padre
No voy a permitirle que taladre
Un corazón podrido de latir,
Este pez ya no muere por tu boca,
Este loco se va con otra loca,
Estos ojos, ya no lloran más por ti.