sábado, junio 09, 2007

Párese y váyase – Estrategia política marca Acme

Si ARS publicidad contaba con que la payasada que le diseñó a los universivagos de la oposición, les darían un impacto en la sociedad que les robusteciera el apoyo y la movilización, de verdad que son bien animales.

Hoy en las calles del país, la discusión giraba en torno a como los escuálidos se fueron en plan de fuga y como los estudiantes bolivarianos le dieron la madre de las pelas. Recordando un poco, me di cuenta que no es la primera vez que los escuálidos se paraban y se iban a lo arrecho, en huida a la contundencia popular. Hagamos memoria.

El primer caso fue justamente en la AN y lo protagonizó Carlos Molina Tamayo, militar golpista y procarmoniaco. Luego de marear al auditorio con un discurso lo suficientemente efectivo para dormir a una vaca de la ladilla, y en elevadas horas de la madrugada, el entonces diputado Raúl Estée, tomó su derecho de palabra y viendo el reloj, hizo en tono irónico, como ellos, diputados de la nación, llevaban tanto tiempo escuchando a Molina Tamayo, de quien se refirió como “monigote y espantapajaros”, lo cual hizo que el golpista, se parara de la mesa y se fuera, alegando que estaba siendo ofendido. Lo particular es que se paró y se fue directo a una embajada, para no asumir su responsabilidad frente al pais.

Dicho episodio se repitió luego varias veces en la recordada mesa de dialogo, donde estaba Cesar Gaviria por la OEA, y una representación por el gobierno y otra por la oposición, donde esta última, cuando un planteamiento no les gustaba, se paraban y se iban directo a Globovisión.

En el parlamento, la fracción escuálida, escenificó los mayores “párese y váyase” del país, en su propósito de boicotear la aprobación de leyes. Recuerden que la Ley Resorte se aprobó por mayoría simple, donde cada diputado de la Revolución era fundamental, ya que varios saltaron la talanquera y era su forma de presionar.

Es de recordar además al ex vicepresidente del CNE, Ezequiel Zamora, quien luego de no lograr que la oposición trampeara la consulta popular, agarró sus macundales, se paró y se fue del Poder Electoral para dedicarse a beber caña en Las Mercedes, como se le puede ver frecuentemente por dicha zona.

Alfredo Peña, quien juraba que sería reelecto para la Alcaldía Mayor, luego de desfalcar a la Alcaldía Metropolitana, anunció su renuncia a la aspiración y se paró y se fue, rumbo a los MAYAMIS, momento en que más nunca se le vio.

En torno al poder legislativo, el 4 de diciembre de 2005, los escuálidos hicieron el “párese y váyase” por tandas, siendo presionados algunos y otros simplemente porque no tenían mayor vida.

El más reciente que recuerdo, fue el Conde del Guacharo, Benjamín Rausseo, durante la campaña presidencial. En una entrevista de Radio Nacional de Venezuela, se le colocó un panel de confrontación a sus planteamientos, que hizo que el comediante se molestara al aire, y sin mas nada, se paró y corriendo por los pasillos de la emisora, se fue dejando el programa con apenas 15 minutos de haber comenzado.

El mismísimo Rosales, cuando reconoció el triunfo de Chávez, tuvo que pararse e irse huyendo, considerando que lo que les venia era el linchamiento de los fanáticos que estaban en la “Quinta Atrévete”.

Vamos a ver cuando sale la próxima estrategia marca ACME, y tratar de que nos innoven, porque ya están muy fastidiosos con el mismo chistecito. Lo mejor es que la están exportando, porque ya hasta la urraca de Condoleezza Rice, hizo lo mismo en la OEA.

Recuerdo que en los juegos de cartas con real, a mi me aconsejaban los panas “Carlos, cuando vayamos ganando, párate y vamonos, no nos las tiremos de más machos y más arrechos, porque después nos joden”. El asunto es que a los escuálidos no le dijeron que esto no es un juego, sino política, algo que ellos tratan de negarse a aceptar.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Otra espectacular parada y huída fue con las elecciones de diputados un año antes de la elección presidencial.

Todos los partidos de la oposición se retiraron de las elecciones, pensando que se desligitimizaría "el régimen", cuando los realmente desligitimizados fueron ellos mismos.

En esa huída "por la derecha" (o mejor dicho, "autosuicidio"), Primero Justicia perdió alrededor de 10 diputados que pudieron haber tenido a cambio de nada.

Más adelante, la oposición quería que Chavez les "regalara" unos puesticos en la asamblea y luego, como 2 años después de una de la sensacional huída, parece que en Primera Justicia descubrieron que fue un error haberse retirado de esas elecciones.

roger_ernesto78 dijo...

Es que esta oposición es bien de pinga. Se arrechan porque no tienen como debatir las estupideces que piensan... Entonces se van, como para que digan... Es que les dió lástima no ganarles. Que mediocridad...

Excelente Artículo Pana Carl...

Ante la ausencia de ideas, tenemos que amarrarnos los pantalones y crear más debate, más ideas y más patria Carajo...