jueves, junio 07, 2007

¿Cuantos chocolates para los niños por su show?

Comienzo cantando lo siguiente:
Y se cagaron...
Y arrugaron...
Y un cochino en el Junquito se compraron...

Tuve la gratificante oportunidad de estar presente el día de hoy, en la Asamblea Nacional, para presenciar un hecho sin paralelo: 1er debate entre estudiantes en el Palacio Federal Legislativo.

Yo iba no solo a ese hecho histórico, sino al encuentro por primera vez con una mediana idea, expuesta por un escuálido, así fuera chucuta, pero era una idea, por primera vez vista. Sin embargo, el intento fue abortado.

Desde que los lacayos de las universidades (o sea, los escuálidos) entraron a la Asamblea Nacional, sabía que venía un show. Verlo llegar con camisas rojas, tenía dos impresiones: o estaban cagados porque era una zona de Chavistas (y ciertamente, llegaron pálidos, callaitos y temblemos), o venían con una payasada típica para las cámaras de Globovisión.

Luego de darse bomba, los opositores al régimen que les quitó la posibilidad de ver el culo de Norkis Batista en hilo dental al no renovarle la concesión a RCTV, entraron en el hemiciclo parlamentario, con toda la prepotencia posible.

Me encontraba en el palco de prensa, y note el énfasis que tenían periodistas como los de Globovisión, la de Unión Radio y algunos fotógrafos de diarios basura, tenían en mostrar que los estudiantes escuálidos habían llegado, no de la misma manera cuando los estudiantes camaradas, entraron a ocupar sus puestos, junto con los escuálidos, cosa que a estos últimos no les gustó mucho.

Cilia Flores, en su carácter de Presidenta de la AN, inició la sesión con un anuncio que hizo que los escuálidos se estremecieran, porque tumbaban sus planes… El debate sería transmitido en Cadena Nacional de Radio y Televisión, es decir, el país por completo escucharía lo que tenían que decir y lo que les tenían que decir los camaradas estudiantes presentes ahí.

La cara de Goicochea y sus demás amiguitos de vandalismo sifrino, era para ponerla en un cuadro y declararla patrimonio universal. El intercambio de miradas demostró el desconcierto absoluto, y el peloteo entre ellas de la frase “¿Y ahora qué coño vamos a hacer?”, porque sin duda, eso no estaba en su libreto.

Tensos y un poco perdidos, fueron los primeros en ser convocados a exponer sus planteamientos. Un pendejo de la Universidad Metropolitana (si, solo se merece ese calificativo) subió al podium, y con un discurso escrito, comenzó a leer un manifiesto que tenía 4 hojas, pero no decía UN CARAJO.

Resultó un panfleto lleno de contradicciones, porque en un punto, hablaban de rechazar como este gobierno tan coño de madre que yo apoyo, al igual que un 63% de la población, les impidió de manera arbitraria al hacer cumplir la ley y un derecho soberano, les quitara la educativa programación de RCTV que le mostraba valores tan arrechos, como el perreo permanente que hay en las discotecas nocturnas, que se mostraban por Ají Purgante, o el sadiqueo de los actores en sus camerinos.

Al medio del discurso leído, los escualidos se contradicen en su primera queja, cuando señalan que ellos no luchan por los intereses empresariales de un grupo, sino por la libertad de expresión (coño déjenme reírme: JAJAJAJAJAJA…. OK, ya reí).

Pero cercano al final, dice que ellos solicitan la reposición inmediata de RCTV a su frecuencia tradicional, porque los venezolanos tienen un vacío muy jodido en sus vidas, ya que no pueden ver la repetición número 7 mil del Zorro, o que no los dejan disfrutar de Eyla Adrián, haciendo su señita de “De Boca en Boca”, o a la amorfa hija de Eduardo Sapene, hablando como que si tuviera una ñema caliente pegada a la lengua, o más criminal aun, no los dejaron saber si a la protagonista de “mi prima ciela” se la pegaba el protagonista o no…

Por último, vino la parte cómica, cuando en un hecho de esos, sumamente “espontáneo”, los escuálidos se quitaron la franela roja y salieron con unas blancas, rayadas con la palabra “Libertad”… algo que se ve extraño en alguien que está ejerciendo una plena libertad, y según mi punto de vista, un libertinaje muy arrecho.

Pretendiendo irse sin escuchar a nadie, porque quedarse significaba debatir, y como todo sifrino, el cerebro se le atrofia y le impide desarrollar una idea medianamente sustentable, fueron frenados por el emplazamiento del auditorio, y una precisión clara que hicieron los estudiantes bolivarianos “Ahora escúchennos a nosotros, y no salgan huyendo como lo hizo antier Condoleeza Rice”, al tiempo que nuestros camaradas les regalaban banderas de Venezuela, con sus ocho estrellas, y un manual de uso, para ver si a los cabrones que la voltean, se les quita la modita esa de estar poniéndola al revés.

La camarada Andreina Tarazon, a quien tuve hace algunos días el privilegio de entrevistar para un programa de radio, hizo una respuesta digna para publicarla en un libro, porque desmontó uno a uno, los argumentos baratos que usaron los escuálidos y los emplazó a que diferenciaran “Libertad de expresión”, con “libertad de Prensa” y “Libertad de Empresa”. Andreina, de verdad que fue buena tu intención, pero pedir que un escuálido haga el milagro de pensar en esos temas tan raros, que le impiden pensar en cual sitio sería mejor parar el carro, para tomarse las Heinneker con los amigos, es como tratar de enfriar el agua del mar, lanzando una panela de hielo.

Yon Goicochea (o como es escriba el nombre del sujeto) hizo una breve participación, donde justificaba el culillo de él y sus secuaces, saliendo del lugar con la mayor de las prepotencias, y dejando al país una incertidumbre: ¿Entonces por qué coño es que luchan esa manada de pajuos, si les dieron la mayor tribuna del país; es decir, el Parlamento?

Posterior a su salida, y dejando las sillas vacías, los camaradas estudiantes tomaron los micrófonos para expresar sus ideas al país. Evidentemente los escuálidos pretendían que con su partida, se muriera la sesión; sin embargo, el hecho de estar en cadena, les tumbó el show mediático, porque con ellos, salieron también plagas como Globovisión, RCTV y demás bazofias.

Cada discurso de los camaradas revolucionarios, fue memorable e histórico; demostró como existe conciencia de parte de nuestra juventud. Mi compadre Cesar Trompiz, de la UBV, hizo en su espectacular intervención donde dijo algo que tenemos que internalizar: Cada espacio que sea dejado vacío, debe ser llenado por el pueblo… y en esto tiene razón el compañero, porque la oposición no doblegará más a la patria por caprichos y necedades de niños malcriados.

La mejor parte fue al final… Héctor Rodríguez, de la UCV, mostró el libreto que leyeron los escuálidos. Demostrando lo pirata que son hasta conspirando, no se dieron cuenta que en un momento, cuando se despedían, les sacaron del libreto, la ultima hoja, donde aparecían señalados, con negritas y cursivas, los fragmentos donde tenían que hacer énfasis en la lectura, e incluso, les daba las instrucciones del momento en que tenían que quitarse la franela, tirarla al piso y retirarse. De verdad que son muy malos actuando, con todo y que lo único que tenían que hacer era un show, para que tipos de la calaña de Alberto Federico Ravell tuvieran que mostrar por la televisión. El libreto leído por los escuálidos, se los elaboró el presidente de una compañía publicitaria, llamada ARS Publicidad, c.a., lo cual reafirma la condición de vulgar y barato producto de las hienas imperialistas que intentan mantener la hegemonía del capital.

Después de ver esto, me recordé de mis años de lucha en la calle, con capucha, llevando perdigonazos, planazos, respirando lacrimógenas, y sepultando a hermanos de lucha, que nos los arrebató la derecha a sangre y fuego, por el simple hecho de pedir firmemente respeto. Recordé aquellos años, duros y terribles, y las preguntas que tantas veces nos hicimos cuando nos invadió por momentos la decepción “¿Valdrá la pena tanto esfuerzo y tanto dolor que estamos pasando?” y nos contestábamos en nuestras reflexiones, que llegaría el día en que todo eso se vería recompensado para toda nuestra patria. Hoy… me di cuenta que si valió la pena, porque estamos en un proceso revolucionario que ha reivindicado a la patria, al pueblo y de ese mismo pueblo, han surgido esos jóvenes que cuando yo luchaba, muchos eran niños, y que están llamados a levantar las mismas banderas que yo levanté, dentro de su contexto, de libertad, de humanidad, de socialismo y de infinito amor por Venezuela.

Patria Socialista o Muerte.

PD: Las fotos son de mi autoría.

3 comentarios:

Antonio dijo...

Momentos que no olvidaré jamás. La mejor cadena de los últimos 6 meses.

Excelente reseña.

Un abrazo. Se te lee y te acompaña, siempre.

Okrim Al Qasal dijo...

Excelente post, tenía tiempo que no visitaba tu blog.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

SALUDOS DESDE EL BLOQUE SOCIALISTA BOLIVARIANO DE FOROS CANTV. NET
UNETE


http://forosbeta.cantv.net/forum_posts.asp?TID=6403