jueves, febrero 22, 2007

Así terminan todos mis enemigos

Hace unas semanas, recibí una amenaza de que me iban a joder, el peo es que no sabía por qué. Hoy, he comprobado que mis enemigos y todo aquel que osa pensar en contra de mi persona, termina jodido.

Gracias a un pana, vi al amenazador personaje del otro video, cayendo en lo más subterráneo de la condición humana. Aquí un video grabado en Falcón, donde el sujeto en cuestión dejó caer la peineta. Se dice que el lunes de Carnaval, hizo show de Juanga con laca y todo.

Gracias a los panas que enviaron correos y mensajes de solidaridad… he aquí el video.


lunes, febrero 12, 2007

Aló Presidente: el programa que envicia escuálidos

Sin dudas, hace unos cuantos domingos que los escuálidos no se sienten igual. Desde que se inició la campaña electoral pasada, no hemos tenido el programa dominical del Comandante en Jefe de la Revolución Socialista Bolivariana, Hugo Chávez. Si a los chavistas nos hace falta, para los escuálidos es peor que faltarles el aire.

Para los derechistas, Aló Presidente es como una droga, porque aunque dicen que les hace daño, no pueden dejar de verlo. Aunque detentan a Chávez, se les hace difícil poder vivir sin saber en que anda el líder.

Un domingo sin Aló Presidente, es como un navegante sin brújula y con el cielo nublado en la medianoche. Ni siquiera el bodrio de “Aló Mercenario” puede llenar el vacío. A pesar que Leopoldo Castillo trata de hacerse el gracioso, los necios de la derecha prefieren al muchacho de Sabaneta.

Pero mosca, Chávez sabe que les hace falta, y por eso les dará una gran sorpresa…

Imagínense a los escuálidos si tuviéramos el programa Aló Presidente más que un día a la semana. Haciendo un ejercicio de la mente, seguramente la disociación sería recojonuda, aunque no se sabe si algún escuálido moriría de la sobredosis. Amanecerá y veremos... y oiremos.

viernes, febrero 09, 2007

Telesur en su señal abierta para Venezuela

A mi compadre Izarra, le envio un saludo y una felicitación por haber logrado la salida al aire por señal abierta de Telesur. Eso si, espero que le mejore los transmisores esos que tenía CMT que en verdad son las propias perolas con un cable, ya que la imagen por cable del canal, es sumamente limpia.

Deberiamos tener un reloj en cuenta regresiva, pero para calcular el tiempo que le queda a marcel.

Mi existencia corre peligro, he sido amenazado

Hoy me llego un correo con un mensaje amenazante, que rompía con lo normal de todos los insultos que diariamente recibo. En esta oportunidad fue un video, para que no quedara duda de las intenciones del personaje que en el mismo, expresa sus intenciones de agredirme.

Desconozco las razones, pero al parecer fue por colocar la serie "La Guerra de los Tacones de Primero Justicia", porque de verdad ignoro cualquier otro motivo. Por visto, al unico fragmento que queda del partido de los partidos, bajo la conducción de Julito, envió un emisario.

Aquí el video en cuestión. Alerto a las autoridades que en caso que mi persona sufra algún daño o agresión, he aquí al principal sospechoso, quien tiene cara de ser el que hace las uñas a los de la dirección nacional de Primer Justicia. Mientras tanto, consideraré la pertinencia de pedir asilo político en Cuba.

martes, febrero 06, 2007

La Guerra de los Tacones de PJ (Capitulo II)

Continuando con esta miniserie, y recordando la Primera Parte, les llega la segunda edición de esta pugna interna en el verdadero "Partido de los Partidos"

domingo, febrero 04, 2007

Hace 15 años, el 4 de febrero del mil novecientos esperanzas


Insisto: me estoy poniendo viejo… pero debo agradecerle a Dios que es así.

Antes de los 10 años, jamás leí sobre una teoría política. Obviamente mis intereses para esa edad eran otros totalmente diferentes. Quizás, la una ocasión en que tuve conciencia política plena, fue en 1988, cuando por el instinto premonitorio que siempre he tenido, ansiaba que Carlos Andrés Pérez no llegara a la Presidencia. Lamentablemente CAP ganó, y más triste fue que yo tenía razón, ya que quedaría demostrado en pocos días de haber tomado el poder, que sería la más grande desgracia que le ocurriría al país.

Aun me acuerdo de ese amanecer, cuando mi viejo dijo “despierta hijo, que están tumbando al gocho”. Eran las 5 de la madrugada, y para mí como carajito, era un crimen despertar a esa hora, considerando que estudiaba en el turno de la tarde. Creo que era martes, y sin tener idea de lo que me decía mi padre, me fui solito a la sala a prender el televisor.

No recuerdo que canal sintonice, pero todos se encadenaron entre si, ya que RCTV consiguió la exclusiva de la grabación del ataque al Palacio de Miraflores, ya que unos periodistas, en ese momento dijeron que estaban por ahí grabando, porque hacían un supuesto reportaje sobre la recluta en las calles de Caracas (por cierto, el presidente Chávez abolió la recluta, y tienen las bolas de llamarlo “militarista”). Luego confesarían que sabían lo que ocurriría, pero no lo revelaron porque la Disip y demás órganos represores del gobierno adeco, era seguro que los pusieran presos (eso si era persecución y represión a la libertad de expresión y al ejercicio del periodismo).

Aquella mañana fue larga, tensa y sin yo entender mucho, quería que esos tipos, vestidos de verde, con boinas rojas y con una bandera tricolor en el brazo, lograran apoderarse de Miraflores. Lamentablemente no fue así, pero creo que lo que ocurre es mejor, considerando como a partir de allí cambió la historia.

Sobre el “por ahora” se ha escrito mucho, pero sin dudas, es el punto de quiebre de la historia. No se por qué, pero a todos nos conmocionó su mensaje, y en especial ese par de palabras, que realmente no tenían la intención de ser tan visionarias sobre lo que ocurriría años después.

Los escuálidos hablan de un supuesto “luto” que sienten por los caídos el 4 de febrero, de los cuales, no tienen idea ni de uno solo de sus nombres, pero para nada se inmutan por los miles que murieron el 27 de febrero, y mucho menos, por los cientos de miles que cayeron por la que si fue, la mayor masacre de la era puntofijista, y que conocimos como la pobreza. No hay nada más miserable que matar un pueblo de hambre, dejarlo morir por enfermedad y largarse a Miami para disfrutar los millones hurtados a la nación.