martes, diciembre 19, 2006

La dimensión política del momento

Luego de las elecciones, decidí tomar un receso, descansar un poco de tanto trabajo que me tocó desempeñar en estas elecciones, y no hablo solo del blog, que fue una ínfima parte de todo lo que fueron para mí estos últimos 4 meses.

Me mantenía leyendo algunos blogueros de oposición que buscaban explicaciones a el hecho que Chávez venciera a Rosales y este lo reconociera. Quizás la pregunta mas interesante que vi, decía más o menos así: “Si Rosales reconoce que Chávez ganó, entonces ¿Significa que en el referéndum no hubo ningún fraude?”.

La respuesta a dicha pregunta está dentro de ella misma, con solo quitarle los signos de interrogación, está listo, porque de mantener aquella tesis que la ratificación fue producto de un satélite, la oposición admitiría que Chávez les remontó 3 millones y medio de votos, mientras que a ellos se les extinguieron 2 millones de escuálidos.

Sin embargo, estamos claro que la mayoría siempre ha estado del lado revolucionario y el resultado de esta elección fue la movilización encabezada por el Comandante en persona, aunque algunos se lo acrediten al Comando Miranda, que de haber aplicado estrategias similares a las del Maisanta, habría sido mucho más significativo el triunfo.

Aquí les dejo el video de la movilización popular por la reelección.

Pero otra cosa que debemos ver es que la configuración política del momento es verdaderamente importante de estudiarla a fin de saber en que terreno estamos parados y que vendrá en los mese siguientes.

Comenzaré por la oposición: A pesar de lograr unos 4 millones 100 mil votantes, de forma militante solo un 20% de esa masa electoral está realmente comprometida con algún partido político.

Aunque “Un Nuevo Tiempo Contigo”, agrupación regional de Manuel Rosales, obtuvo más de millón y medio de votos, es una cifra irreal, ya que responde al antagonismo de la tarjeta emblemática de Hugo Chávez, es decir, el MVR, que se encontraba en la posición de “arriba y a la izquierda”, mientras que el partido marabino estaba “Abajo y a la derecha”.

Casos similares se dieron en el 98, cuando Proyecto Venezuela, derivación nacional de Proyecto Carabobo, logró acumular una votación considerable, que en el tiempo, no se transformó en una consolidación partidista, sino en una agrupación hoy prácticamente extinta. Posteriormente, Unión, con Francisco Arias Cardenas, junto con Izquierda Democrática, alcanzaron una cifra acumulada de votos que cualquiera desearía obtener, pero que se esfumo en cuestión de días y hoy son agrupaciones minoritarias, una con la Revolución y otra con la contra, respectivamente. Ni hablar de Convergencia, que ni para agrupación parroquial llega.

Mientras, se puede decir que Primero Justicia si es el verdadero partido mayoritario de la oposición, aunque se le descarta un 70% de esos votos, ya que no son militantes expresamente dichos, sino opositores que los identifican como elemento contrario “al régimen”.

Sin embargo, la posibilidad de aglutinar esa masa que flota libremente, puede disiparse, considerando que PJ tiene un conflicto interno de proporciones interesantes, que sin dudas derivará en la división en otra tolda. Esto es innegable, luego que se pudiera observar por Globovisión el día de hoy, que se cayeron a coñazo limpio en la sede principal del partido, que queda en Chacaito. Luego dicen que nosotros somos las “hordas violentas”.

Pero lo innegable es que Chávez superó los 10 millones que tanto se dijo como consigna, ya que tanto los votos rojos rojitos, como los escuálidos, fueron para él. Todo Revolucionario fue a votar no porque el partido así lo haya ordenado, sino que está convencido del liderazgo del Comandante. Mientras tanto, los escuálidos no votaron por un Manuel Rosales que los motivara, ni que los hiciera ver en él, un carajo arrecho con suficiente capacidad de mando, sino como un instrumento para salir de Chávez y que después sería fácil de apartar, para poner a un González González, por ejemplo.

Ahora, vayamos a la Revolución y revisemos que pasó en los partidos que respaldan al Comandante Chávez y como estamos a pocos pasos del partido único de la revolución.

Por un lado, el MVR ha batido records, al lograr un número de votos cercano a los 5 millones. Podemos se colocó como segunda fuerza, con mas de setecientos mil y el PPT logró superar el medio millón. Pero el salto más significativo es el acumulado del Partido Comunista de Venezuela, que sumó 340 mil votos, algo que durante la cuarta república habría sido imposible y de mi parte puedo decir que uno de esos votos lleva mi nombre y coloco las fotos que lo demuestran.



Mi voto por el comandante Chávez lo efectué por el PCV, debido a dos razones:

  1. Son unos carajos claros y comprometidos con la revolución, y su forma de organización piensa en el colectivo que la integra, en un ejercicio de socialismo, además que fueron los que nos acompañaron durante nuestras protestas estudiantiles en los años postreros de Caldera, a quien si bien es cierto, lo respaldaron en el 94, pero fue para conseguir una victoria que liberara del presidio a mi comandante Chávez. Logrado el objetivo, inmediatamente se deslindaron del patético “chiripero”.
  2. Quería dejarle claro a la oposición que aquí hay que radicalizar el proceso y como se que a ellos les mortifica que el comunismo avance de manera paulatina y les quitemos sus hornos microondas, contribuí a la aceleración de esos temores propios de imbeciles macartistas, que creen que en cualquier momento les entra un “marginal” por la ventana de su apartamento en el piso 14.

Considerando eso, se justifica notablemente que le diéramos el voto a Chávez por la tarjeta del Gallito.

Otras agrupaciones de menores dimensiones, sacaron sus votos totalmente respetables, que sumados serían 750 mil camaradas que tienen sus formas de organización y a los cuales van todos mis respetos.

Ahora, la pregunta es: ¿Es necesario el fraccionamiento en más de 20 organizaciones, si nuestro objetivo es uno solo? Yo digo que no y respaldo al Comandante en la decisión de llamar a la conformación del Partido Único de la Revolución, enmarcado en una ideología socialista. Luego analizaré el tema del Partido Socialista Unido de Venezuela, pero claro debe quedar, que solo trabajando en un solo músculo, podremos pagarle al padre Libertador esa deuda de más de 170 años de pasividad.

2 comentarios:

luigino dijo...

Excelente análisis sobre las elecciones.

Yo no estoy tan de acuerdo con lo del partido único, y en realidad no estoy de acuerdo con los partidos. Comprendo que sean necesarios en momentos electorales, pero una estructura jerárquica "disciplinada", donde algunas personas que no tengan mayor ideología impongan una "línea" a los demás bajo amenaza de expulsión (al estilo AD), realmente me dan muy mala espina. No me imagino lo que ocurrirá cuando llegue Luis Tascón a imponer como "línea" que tenemos que seguir los lineamientos tecnológicos de Microsoft, como hizo con la Ley de Infogobierno.

Tampoco veo que partidos de amplia tradición como el PCV -creo que el más viejo de Venezuela- o el MEP deban disolverse, como ya lo han hecho el MVR y el UPV.

Y lo que he leído en foros revolucionarios, como el de Aporrea (donde algunos usuarios están sugiriendo que quienes se aparten de los dictados del partido único formarán la "Nueva oposición a Chávez") realmente me asusta. ¿Se castigará el discenso con la expulsión? ¿Cómo se manejará la diversidad de ideas y la enorme cantidad de ideologías, tales como el marxismo, el maoismo, el troskismo, los bolivarianistas, etc.?

Realmente no he querido poner un post al respecto en mi blog porque estoy buscando respuestas por todos lados. Veremos qué pasa.

facilitar dijo...

Saludos Camaradas quisiera participarles que desde www.facilitar.tk pueden descargar las canciones de Lloviznando cantos.