domingo, diciembre 31, 2006

Culminó el año Rojo Rojito

Este 2006 se perfiló como el año más políticamente activo en toda la historia contemporánea del continente. Desde Bolivia, Chile, Brasil, Nicaragua, Ecuador y Venezuela, se consolidó el movimiento revolucionario. Lamentablemente México, Perú y Colombia, no pudieron trascender hacia el cambio, debido a la falta de maduración política de quienes conducían aquellos pueblos y sin dudas de elementos externos como lo es el Imperialismo.

En lo interno, la revolución dio una lección a la oposición, de cómo se actúa en democracia. Finalizamos con una victoria coronada por el haber hecho que nuestros adversarios (por lo menos la cara más visible) reconocieran que los habíamos derrotado, y con 3 millones 100 mil votos de ventaja.

Sin embargo debo reconocer que el transito de este año tuvo sus vainas divertidas, como la campaña de Borges, el lanzamiento de Teodoro y las frases sublimes de Rosales. Innegable es la magistral estrategia de Chávez para fortalecer la revolución y plantearnos nuevos retos.

En lo personal, todo ha mejorado. Económicamente no me puedo quejar, los negocios me han salido bien. Laboralmente me fue excelente, porque luego de mucho perseverar, y de manera espontánea, se me reconocieron los esfuerzos de varios años, y no es que uno trabaje en función de eso, sino que llegan y uno los recibe con una sonrisa de satisfacción. No creo que en algo pueda quejarme, ni siquiera los kilos que aumente por las largas horas de trabajo sentado frente a una computadora. Y bueno, lo mejor fue recuperar a mi bellísima Mimi y volver a tener sus manos dentro de las mias, y que en casa llegamos al 31 de diciembre y mi tía “Aleja”, esa señora que está desde mis primeros recuerdos protegiéndome, aun sigue allí, aunque estamos conciente que ya su paso por este tiempo ha culminado. Por estas cosas le doy gracias a Dios.

También agradezco esa cantidad industrial de amigos y camaradas que hoy están conmigo, siempre brindando un apoyo incondicional. En mi oficina están Ini, Nora, Valen y Rómulo, a quienes les agradezco sus esfuerzos, al igual que a Mary Olga, Verito y Alfredo, que estuvieron parte del año ahí. Por supuesto a mi jefa Helena, a Karmence, Jessica y al pana Enyerbe, quien siempre busca la via más expedita para solucionar cualquier situación. Asimismo a todos mis compañeros de trabajo en RNV y en los demás medios del Estado, invictos en esta batalla por la verdad.

Como no agradecerle toneladas de veces a Dalila el siempre estar ahí, para darme ese abrazo necesario y hacer que cambie el día de manera radical, además de nombrarme como el padre de su hijo menor, que es un mini pinscher color fuego (así dice ella) llamado Pipo, el cual para orgullo mío, siempre carga una camisa de los gloriosos y omnipotentes Leones del Caracas. A Lubrio por su incondicional amistad, a quien felicito por haber logrado tumbar el último icono del punto fijismo, es decir, haber aprobado su tesis de grado y agregar mi nombre dentro de sus agradecimientos.

Por supuesto a Mai, Melody, Zoe, Camila, Edgar y demás camaradas que están dentro de mis contactos de MSN. A todos los panas ex escuálidos que se vinieron a la revolución luego de intensas jornadas de mi parte, adoctrinándolos. A los compañeros de la emisora donde tengo programa, Activa FM, por el trabajo que han venido haciendo, en particular a mi compañero de programa dominical, Sysop.

Asimismo, a Izarra y Raudy por permitirme haber dejado mi huella por Telesur. A Arreaza y Marianita por su confianza en Fundayacucho, así como a Cristina en YVKE. A los compañeros que conformamos una mesa creativa por gente de diversos medios, a fin de afrontar la campaña electoral (¿De donde creen ustedes que salió la campaña “Chávez, Victoria de Venezuela”? ;) ).

A los escuálidos que me insultaron también les doy las gracias, porque el motor de este blog se alimenta del combustible que generan ustedes cuando me mientan la madre o me desean la muerte, lo cual espero que se les retribuya y en el próximo año todos mueran de una gangrena hemorroidal.

En este 2007, me tocan muchos proyectos por asumir. RadioSur es uno de ellos, además de aquellos que tienen que ver con lo personal. Lo más seguro es que este será el último 31 de diciembre que veré bajo el techo que durante mis 25 años me ha protegido. El 2007 será bien bonito, ya verán.

Saludos

Carlos Chucho

2 comentarios:

luigino dijo...

Feliz año mi pana!!! :D

Okrim Al Qasal dijo...

Feliz año camarada, deseo que siga adelante con su trabajo y que tanto alabanzas como insultos, lo impulsen a seguir en esa dirección, como ha hecho siempre.

¡Feliz 2007, feliz Revolución!