viernes, septiembre 15, 2006

Mi Negra: Populismo Marca Acme



En lo particular, no he querido escribir respecto a la susodicha “Mi Negra” que uno de la veintena de candidatos que se postularon por la oposición, sacó como plan de Gobierno.

Manuel Rosales, dentro de su brutalidad (coño no hay otra justificación para su persona), propuso ante la nación una tarjeta de débito que según su visión enana del mundo, sería “la gran solución para los problemas del país”. Lo más anecdótico es que detrás de él, cuando saca su tarjetica de la misma manera que los conquistadores españoles sacaban espejitos, flamea una bandera de Acción Democrática que deja mucho que pensar.

No conozco la primera persona (y véase que conozco gente que jode en todas partes y con todos los pensamientos posibles) que le haya caído en chiste al menos la fulana tarjetica. Incluso, en Internet, los escuálidos más recalcitrantes, han disparado sin clemencia desde sus teclados contra la fulana “Negra”, sin que haya posibilidades de rescate de quien la enarbola con orgullo, es decir, solo Rosales. Todos los escuálidos que conozco, coinciden en que dicha tarjeta solo logrará catapultar más a Chávez, ya que por lo menos, las cosas que él ha hecho se pueden mirar, tocar y usar, sin mayores limites, y como el 50 por ciento ha manifestado para mi asombro, que le dará el voto al Comandante, y como el pana Luis, que fue bien radical en su posición durante el 2002-2004 desde la Plaza Altamira, dijo “Para que siga jodiendo este, y para que no nos termine de joder el adeco ese, tu comandante ahora es Mi Comandante”.

“Mi Negra” no es ninguna novedad, pues es la transformación del “Cestaticket® Petrolero” que había planteado el senil Teodoro, que a su vez, había plagiado la idea de Julito Borges. Con ese estilo tan adeco, la promoción de “Mi Negra”, recurre a lugares comunes dentro de esa imagen que siempre la derecha ha querido proyectar de que es el pueblo. Así como Antonio Ledezma hace tiempo sacó una morena de Catia, con unas extensiones de cabello amarillo, para tratar de reflejar como, según “los marginales” estaban con él, hoy Rosales le quita la idea y se busca una señora mayor, morena igual, a que represente esa “mujer pobre” que demostraría, según, que el pueblo marginal esta con La Piro Piro.
La Negra
No se cuanto estarán cobrando los creativos de la campaña de Rosales, pero les aseguro que es el dinero más mal habido de la historia, porque se lo están ganando sin trabajar mucho y a punta de plagio. Dudo mucho que los sociólogos de la derecha, deben estar arrancándose los cabellos, pues saben perfectamente que los que están presenciando es la mamá de las tortas.

Pero más grave que “Mi Negra”, es quien la promociona, es decir, Rosales. El entusiasta candidato, que no ha mostrado en lo que va de campaña, ni una sonrisita para meter el embuste de que está seguro de su triunfo, considera que la fulana tarjeta de débito, soluciona desde un problema económico, hasta un cadillo en el pie.

La mentada “Negra”, cada vez que Rosales la menciona soluciona un problema diferente, que parte desde comprarse cualquier cosa, pagar los servicios básicos (luz, agua, teléfono, condominio, etc.), pagar la escuela de los muchachos, pagar los gastos médicos, pagar transporte, pagar vivienda, comprarse un carro, comprar ropa y calzado, salir a pasear, alimentar la mascota, mantener al “cacho” y al tercer frente si existe, ir a las tabernas y como mayor éxito, montar un negocio que te permita salir de abajo… Pero recuerden que todo eso será posible con solo 600 mil bolívares o hasta un millón y eso si la cosa esta buena… Esto evidencia que Rosales se buscó como asesores económicos a Perolito y Escarlata.

Para mi percepción, creo que Manuel le copio la estrategia de ventas a los señores estos que se montaban en los autobuses de San Ruperto, que te vendían una pomada que quitaba las callosidades, las manchas, las cicatrices, los empeines, las marcas de la lechina, las pecas, curaba el mal de páramo, el de San Vito y podía ingerirse para los catarros, la acidez estomacal, o usarse como crema para pulir zapatos o remover las cutículas.

Creo que cuando culmine la campaña y la oposición haya sido aplastada por el voto contundente, Rosales quedará cantando aquella canción de “La Negra Tomasa”, y con la cara del Coyote, con su tarjeta de débito marca ACME.

No hay comentarios.: