lunes, abril 03, 2006

Cuanto vale el Show

Ya me estoy ladillando de tanto esperar por la oposición, y eso que no soy Chávez. A estas alturas, se desconoce quien será el candidato o los candidatos escuálidos para competir con el Comandante.

En el 98, ya en enero era bien sabido quienes serian los competidores por la silla de Miraflores, con bastante tiempo de antelación; sin embargo hoy, solo sabemos que el seguro y ganador, es el muchacho de Sabaneta de Barinas que tanto incomoda a unos pequeños grupos por ahí. Del lado escuálido, nadie asoma ni una pizca de amabilidad para concederle el paso a otro y solo hay un cabeceo a ver quien logra al menos un 10% de la simpatía del electorado, y de verdad, que la vaina esta jodida para ellos.

Pero le traigo a la oposición la solución a todos sus problemas. No será necesario convocar a elecciones primarias, ni gastar dinero en papeletas, porque además, pueden hacer el papelón de sus vidas, cuando apliquen un proceso de votación manual, y queden en el ridículo con sus diez exigencias.

La forma más simpática y conveniente de elegir al representante de la escualidez es simplemente hacer un “¿Cuánto Vale el Show?” animado, incluso, por Guillermo “Fantástico” González, con su jurado de primera línea.

Como presidente del jurado quedaría perfecto William Brownfield, ya que el tipo es lo suficientemente payaso como para entretener al público. La malandra Elizabeth pudiera ser irremplazable, pero en otra situación, porque en este caso, por tratarse de escuálidos, hay suficientes víboras, aunque yo pondría a alguien que sufra de frigidez, como por ejemplo Nitu Pérez Osuna o Macky Arenas, porque ese es un personaje que tiene que parecerse a alguien que tiene tiempo sin tirar… bueno si es así, Marta Colomina sería la más adecuada. A Leopoldo Castillo, de “Aló Mercenario”, lo pondrían a ser el más nota que reparta las mayores calificaciones, porque es el que suele darle espacio en su programa a cualquier hijo de vecina que por allí transite. Los otros dos jurados, pueden ser uno de los “Carlangolitos” que salen todas las tardes a aterrorizar a la infancia, y Miguelito para aplaudir como una foca.

Los premios para esta competencia, serian los dólares de la NED, a fin de financiar las campañas de quien resulte vencedor. La orquesta, estaría compuesta por cuanto bolsa se dice ser dirigente de la oposición, pero que no lo acompaña ni su mamá, entiéndase Ledezma, Oscar Pérez, Puchi, Mújica, etc. El director de la orquesta es Alberto Federico, ya que a el le fascina dirigir ese tipo de eventos.

Para completar, todos los aspirantes se vestirán de rosado, ya que el proceso de la oposición se llama “La Revolución Rosada”. Borges, Teodoro, Ojeda, Smith, Salas Römer, Álvarez Paz, Maria Corina y cualquiera que salga con ánimos, podrá competir en canto, actuación, recitar poemas, dar vueltas por el piso o insultar al presidente, a ver cual de todos puede competir el 3 de diciembre con el Comandante Chávez. Además se ganará un viaje con todo pago a Disneylandia en Orlando, donde degustaran de una cena exquisita con Orlando Urdaneta y Napoleón Bravo.

Esperaremos cuanto vale el Show.

3 comentarios:

Bruno dijo...

:))

Excelente post, yo nominaría a Charles Shapiro como presidente del jurado, y en lugar de la Malandra Elizabeth yo colocaría a Miguel Angel Rodríguez con una peluca roja... xD

En serio, ésta oposición venezolana no solamente es minúscula y escualida... sino que adolece de verdaderos líderes consustanciados con el pueblo.

Si no fuera por los medios privados de oposición, o medios de publicidad - otroras medios de comunicación - no tendrían ni siquiera esos candidatos prefabricados que tienen hoy en día, y que juntos no alcanzan ni siquiera el 10% de aprobación popular.

Ciao,

Bruno

ED dijo...

jajajajajaja esta buena esa imagen!!!

Anónimo dijo...

Hay que estar alerta con esas cheer ledders escualidas no sea que su Revolucion Rosa intente una mala jugada... jeje.

PS: Esta fino el montaje. :-)