viernes, abril 21, 2006

El Teodorazo

Hoy fue un día histórico. No había escrito nada sobre las primarias escuálidas, porque creo que lo que escribió Lubrio en su blog, es lo mismo que yo habría dicho en este espacio (Luigi, admítelo, te basaste en lo que estuvimos hablando ese día, así que dame los respectivos créditos). Pero en este instante me siento inspirado en escribir respecto al plan de gobierno que presentó a los medios de comunicación, el directo de uno de ellos, Teodoro Petkoff.

Teodoro para quien no lo conoce, fue un dirigente de izquierda (según él) que en el principio del puntofijismo, fue encarcelado junto con varios otros políticos del partido comunista en el Cuartel San Carlos. Estando recluido en una celda con Pompeyo Márquez y Guillermo García Ponce, los militantes del PCV lograron conseguir meterse en una casa colindante con el reclusorio de los esbirros de ese momento, cavaron un túnel por varias semanas y consiguieron que estos tres dirigentes se escaparan, para pasar a la clandestinidad.

Varios otros hechos que en lo particular, han marcado a Teodoro, y lo mancharon de por vida, como el aun poco aclarado suceso de la Masacre del Tren del Encanto. Teodoro ha negado siempre que el tuviera que ver con el asunto, y no voy a caer en describir acontecimientos sobre los cuales, no tengo todos los datos.

Pero algo es cierto… Teodoro fue el único guerrillero que agarró montaña… en Sabas Nieves… si… ahí en el cerro El Ávila, donde hoy van las sifris a oxigenarse y que a Petkoff le pareció de pinga para comandar las guerrillas urbanas… pero la aventura en esa montaña salvaje que adorna a toda Caracas, no duró mucho… le dio ladilla, miedo o algo y se retiró a un sitio mas cómodo. Así que si tú, escuálido que me estas leyendo (porque se que lo hacen) has ido a acampar en Sabas Nieves, comiendo pan con diablito, atún o jamón, estas emulando la gran hazaña de Teodoro.

Teodoro fue uno de los promotores de aquello que decía “Mata un policía y haz patria”; razón por la cual no entiendo su hipersensibilidad con el chavismo, a quienes acusa de ser grupos armados y violentos que no respetan la autoridad, si el fue quien estimulo tantos capítulos en un pasado y que hoy, solo lo han hecho los escualidos con sus guarimbas.

Luego que los movimientos guerrilleros se rindieron gracias a dirigentes como Petkoff, la cosa cambio y Teodoro pasó a ser uno de los agitadores de calle número uno, siempre y cuando su afición a broncearse en las piscinas y tener a jóvenes chicas que creían en él, se lo permitiera. Fundo el Movimiento Al Socialismo y fue el candidato bandera de esa tolda. En las veces que participó, nunca superó el 10 por ciento de la votación; que pudiera atribuírsele a las tácticas adecas, pero sencillamente no pudo hacer mucho, con su verbo encendido.

Pero el tiempo jodió a Teodoro. Poco a poco fue cambiando sus concepciones de izquierda, por teorías neoliberales que se vieron consumadas el día que llegó a ser ministro de Rafael Caldera (quien llegó a la presidencia en el portaviones de Chávez) y paso a la historia como “El Hijo de Puta que vendió las prestaciones de los trabajadores y que le chuleó el BMW a Luis Sojo”. En su síntesis curricular, debe tener puesto el hecho significativo de clavarle al país como ministro de Cordiplan (ministros que se encargaba de coordinar y dirigir la planificación del estado) que logró que en un año, la inflación se montara en un 100%.

Luego de allí, al salir del gobierno, se fue como director del Vespertino “El Mundo”, de donde fue despedido, por utilizarlo como un arma personal para atacar al joven gobierno. Como el no se podía quedar así, ya que el se acostumbró a complacer sus caprichos (actitud condicionada por todos los mimos que le daba su hermano) se hizo su propio vespertino, llamado Tal Cual, y que importantes profesores de comunicación social, lo califican como el diario que se “Cagó” sobre los principios del periodismo impreso, ya que Teodoro convirtió la portada en un sitio para poner su editorial, su opinión y marginando las noticias. Con eso garantizaba que la gente que comprara ese panfleto, leyera lo que el escribía y que no pasara desapercibido, como solía suceder.

Ha sido parte de la guerra mediática contra la revolución, y nadie olvidara aquel editorial Post Golpe de Abril, llamado “Chao Hugo”. Lo que pocos saben es que el fue uno de los primeros cagados cuando regreso el gobierno, pues Teodoro es profundamente cobarde. Incluso tengo una anécdota personal, y fui testigo como en uno de esos intentos de golpe que se cocinaban desde Al tarima en el 2002, llamó a una profesora de periodismo que estaba reunida conmigo y unos compañeros, para firmar cualquier acuerdo de reconocimiento del Gobierno y de rechazo a los golpistas, motivado por el miedo que le daba que se formara un peo y alguien quisiera joderlo.

Luego siguió dándosela de alzado, de arrechote, porque cualquiera con una boca gigante, puede gritar duro.

En el 2003 fue seleccionado como miembro de una de las comisiones del Poder Electoral, como representante de los medios privados, con la contraparte de García Ponce por los medios revolucionarios. Ignoro en que contribuyó Petkoff en el CNE, pero hoy exige que la vaina sea transparente para sus ojos.

Mucho se dijo que el se iba a lanzar por la presidencia contra el comandante Chávez, y así sucedió. A sus casi 80 años, disimulados gracias a los avances de los tratamientos estéticos, apareció el ex comunista que en un viaje a los EEUU quedó maravillado por los avances tecnológicos del modelo neoliberal, a LEERLE un discurso a los periodistas invitados al evento.

Curiosamente, solo habían periodistas (a quienes saludo con emoción al entrar en el auditorio, o sea, después de viejo, jalabolas), pero no partidarios de Teodoro, pero vamos a darle el beneficio de la duda a que si existen. En su propuesta de gobierno, se le salió la costura, y se evidencia que sigue pensando como ministro de Cordiplan. Los planteamientos se quedaron solo en sacar un sistema de distribución de seguridad social, denominado “Cestaticket® Petrolero”, que no es otra cosa que la privatización de la seguridad social, porque sin lugar a dudas, será una empresa la que se encargará de la administración de esos bonos, que saldrían de un porcentaje de la ganancia petrolera, y se dirige a un 60% de la población, no al 100%.

De paso, dijo que también se pudieran abrir cuentas de ahorros para todos los venezolanos “sin discriminación” (te creí), con lo cual entonces le entregaría la seguridad social a la banca privada, y volveríamos al mismo maní del pasado, donde una cuerda de millonarios, se mamaban los recursos del estado.

Ambos casos, la situación plantea una severa limitación, pues esos recursos servirán para que cada quien, lo cambie por atención en centros hospitalarios, educación y vivienda. Veámoslo de esta manera: Una persona recibirá un monto mensual, en tickets, e imaginemos que esa persona tiene que ir a un centro de salud varias veces, porque el cuerpo se enferma; tiene 3 hijos y les paga la educación, y necesita arreglar su vivienda. ¿Será que el monto le alcanzará para cubrir todos esos gastos, teniendo un talonario de tickets? ¿Qué pasa si se le terminan? No me gusta la idea, porque eso no garantiza atención de calidad y reafirma es el concepto aquel que solo puede el que tiene, y no la visión actual donde para todos hay acceso a las misiones del gobierno, y no me vengan con que es falso, porque se de muchos escuálidos y restaurantes de escuálidos que compran en Mercal, y empresario escuálido que se beneficia de los créditos del estado y escuálidos persiguiendo el plan de Venezuela Móvil.

El caso está en que Teodoro nos trae nuevamente el sistema de aniquilación económica que le clavó al país cuando estuvo en el gobierno de Caldera y pretende que alguien le crea. Aunque su propuesta no es novedosa, ya que se parece tanto a lo que ha dicho el Unicejo de Borges, que seguramente alguno de los dos le cantará al otro “Te pareces tanto a mí”.

Pero no se piense que él es pendejo, pues la cosa no la tiene fácil, ni siquiera para seducir a los escuálidos “mesmos”. Todos lo ven como un “Comunistoide”, que viene a hacerle el juego a Chávez, lo cual para mi es un insulto, ya que Chávez es demasiado inteligente como para andar en movidas con la clase de tipo es que el Petkoff.

Aunque se pensaba que se lanzaría sin mucho titubeo por la goma, Teo se tiene que meter su orgullo y su actitud de guapetón en el bolsillo de atrás del pantalón, y someterse a las primarias de Súmate, donde Mary Có (nombre sifrino de María Corina Machado) pondrá sus reglas y capaz se lanza a la misma arena. Aun esperamos saber si Marcelito se atreverá a competir con otros escuálidos por el privilegio de ser apaleados por el voto Revolucionario el 3 de diciembre.

Lo importante es ver, a medida que como recomendó Carlos Ocariz a los candidatos escuálidos a la presidencia, “Vayan saliendo del Closet”, como se dividen los medios a apoyar sus candidatos. Tal Cual tendrá a Teodoro (porque es de él) y el Nacional hace coqueteos con Borges.

lunes, abril 03, 2006

Cuanto vale el Show

Ya me estoy ladillando de tanto esperar por la oposición, y eso que no soy Chávez. A estas alturas, se desconoce quien será el candidato o los candidatos escuálidos para competir con el Comandante.

En el 98, ya en enero era bien sabido quienes serian los competidores por la silla de Miraflores, con bastante tiempo de antelación; sin embargo hoy, solo sabemos que el seguro y ganador, es el muchacho de Sabaneta de Barinas que tanto incomoda a unos pequeños grupos por ahí. Del lado escuálido, nadie asoma ni una pizca de amabilidad para concederle el paso a otro y solo hay un cabeceo a ver quien logra al menos un 10% de la simpatía del electorado, y de verdad, que la vaina esta jodida para ellos.

Pero le traigo a la oposición la solución a todos sus problemas. No será necesario convocar a elecciones primarias, ni gastar dinero en papeletas, porque además, pueden hacer el papelón de sus vidas, cuando apliquen un proceso de votación manual, y queden en el ridículo con sus diez exigencias.

La forma más simpática y conveniente de elegir al representante de la escualidez es simplemente hacer un “¿Cuánto Vale el Show?” animado, incluso, por Guillermo “Fantástico” González, con su jurado de primera línea.

Como presidente del jurado quedaría perfecto William Brownfield, ya que el tipo es lo suficientemente payaso como para entretener al público. La malandra Elizabeth pudiera ser irremplazable, pero en otra situación, porque en este caso, por tratarse de escuálidos, hay suficientes víboras, aunque yo pondría a alguien que sufra de frigidez, como por ejemplo Nitu Pérez Osuna o Macky Arenas, porque ese es un personaje que tiene que parecerse a alguien que tiene tiempo sin tirar… bueno si es así, Marta Colomina sería la más adecuada. A Leopoldo Castillo, de “Aló Mercenario”, lo pondrían a ser el más nota que reparta las mayores calificaciones, porque es el que suele darle espacio en su programa a cualquier hijo de vecina que por allí transite. Los otros dos jurados, pueden ser uno de los “Carlangolitos” que salen todas las tardes a aterrorizar a la infancia, y Miguelito para aplaudir como una foca.

Los premios para esta competencia, serian los dólares de la NED, a fin de financiar las campañas de quien resulte vencedor. La orquesta, estaría compuesta por cuanto bolsa se dice ser dirigente de la oposición, pero que no lo acompaña ni su mamá, entiéndase Ledezma, Oscar Pérez, Puchi, Mújica, etc. El director de la orquesta es Alberto Federico, ya que a el le fascina dirigir ese tipo de eventos.

Para completar, todos los aspirantes se vestirán de rosado, ya que el proceso de la oposición se llama “La Revolución Rosada”. Borges, Teodoro, Ojeda, Smith, Salas Römer, Álvarez Paz, Maria Corina y cualquiera que salga con ánimos, podrá competir en canto, actuación, recitar poemas, dar vueltas por el piso o insultar al presidente, a ver cual de todos puede competir el 3 de diciembre con el Comandante Chávez. Además se ganará un viaje con todo pago a Disneylandia en Orlando, donde degustaran de una cena exquisita con Orlando Urdaneta y Napoleón Bravo.

Esperaremos cuanto vale el Show.

domingo, abril 02, 2006

El Tsunami Chávez sobre el continente

El 2006 es un año electoral, no solo en Venezuela, sino en varios países de la región latinoamericana. En todos los casos, hay un escenario seguro, que radica en la confrontación entre los movimientos de izquierda apoyados en una base popular que demanda cambios estructurales profundos, y los conservadores de derecha, que trataran a toda costa que nada cambie, ya que eso se traduce en la manutención de sus privilegios.

Pero para la derecha la cosa no está fácil. La izquierda avanza de manera sostenida, con el compromiso de satisfacer las necesidades de los eternamente excluidos, mientras que la derecha solo tiene el compromiso con sus financistas, que no son otra cosa que las empresas transnacionales.

EEUU esta conciente de esto, y por lo tanto, apresura la firma de los Tratados de Libre Comercio (TLC), unos pequeños “ALCA” que buscan la salvación, así sea fragmentada, del proyecto de dominación económica totalitaria de los países de la región. Esa premura, es ante la inminente posibilidad de que lleguen gobiernos divorciados de estos planteamientos neoliberales.

Pero hay un fenómeno muy interesante en todos los países donde se proyectan elecciones, y es que en todos, participa Hugo Chávez, pero ojo, no se confundan, no es porque los movimientos de izquierda sean los que lo lancen a la palestra de cada localidad, sino que los derechistas buscan que sea su tabla de salvación, pero ojo otra vez, no se me confundan, no es que alaben al comandante de la Revolución Bolivariana, sino que lo tienen como “el coco”, “el lobo feroz”, el demonio mismo salido del infierno y hediondo a azufre.

La estrategia no es novedosa, ya que fue lo mismo que aplicó el Macartismo con el comunismo, y sus discípulos con la figura del comandante de la Revolución Cubana, Fidel Castro, durante varias décadas. Al parecer, ya esos temores hacia el barbudo fumador de habanos, pasaron a la historia en los manuales de la CIA. Era necesario renovar el manual de conspiración, y lo único que se les ocurrió, fue poner al joven presidente de Venezuela, como nuevo “terror de los terrores”.

Sin embargo, al parecer, para los EEUU la modificación de la figura “apocalíptica” resultó un terrible error. Chávez, ha llevado a los primeros lugares en las mediciones a los candidatos de izquierda, gracias al discurso de la derecha, que sostiene que de ganar el movimiento popular, llegará al poder un gobierno “tan terrible como el de Chávez”. Al parecer, y de alguna manera bien particular, la gente está bien enterada de lo que pasa aquí en Venezuela, y se ha motivado una participación extraordinaria en apoyo a los movimientos populares de izquierda. Seguro los asesores políticos de la derecha, deben estarse poniendo las manos en la cabeza y diciéndose entre ellos “Mierda, la cagamos”.

Quizás, las maquinarias de Guerra Sucia y trampa electoral, metan su mano al final de algunos casos y cambie de manera muy conveniente, ciertos resultados, pero a riesgo de las insurrecciones populares que han ido recorriendo la región y a lo que el dólar siempre teme. Por lo tanto, las posibilidades de que solo le quede a EEUU unos pocos aliados en Latinoamérica, son bastante grandes.