viernes, diciembre 16, 2005

Camine mijo, que algo queda…

Cada día hay más gente loca en las calles del país. Pero hay cada loco e’bola en la oposición que uno no sabe con que te van a salir.

Roberto Smith, un ex ministro de Carlos Andrés Pérez, que ha pasado, más que desapercibido, IGNORADO por la misma historia política venezolana, solo se le puede reconocer dentro del país, como un colaborador del Gocho, lo cual suele generar dentro de los colectivos la siguiente expresión: “Ahhhhh… Ese es uno de los coños de madre esos que nos jodieron”.

Últimamente a tenido una espuria relevancia, gracias (obviamente) a Globovisión, que le dio cobertura al tipo, quien pretendió convertir en algo epopéyico, un recorrido de aproximadamente mil kilómetros desde Mérida hasta La Guaira, donde, según él, promovió en todas las partes donde pasó, el mensaje escuálido de lucha contra el comunismo que escoñeta a un país, aunque resulta contradictorio, si vemos como se llenan todos los establecimientos nocturnos y como están congestionadas las calles de la capital, por el mar de gente que está comprando sus corotos para las próximas fiestas.

Seguro estoy que más de uno lo vio pasar por las carreteras, pero dudo que alguno le haya parado media bola. Creo que primero llamaba a votar el 4 de diciembre, pero luego quedó guindando con su consigna, cuando los adecos les sacaron la alfombra a todos los aspirantes a diputados.

Roberto trata, si no me equivoco, de emular aquella campaña que en los años setenta le dieron resultados positivos a su padre político “El Gocho”, con el slogan “Ese hombre si camina, va de frente y da la cara”. El asunto es que a estas alturas de la sociedad venezolana, semejante AD-fesio no tiene el mismo impacto.

Lo increíble resulta ser que en una entrevista con el canal de Granielito, Smith dijo que le arrebataría 10 millones de votos a Chávez, pues triplicaría la distancia de su caminata. La entrevista fue a tempranas horas de la mañana, por lo cual sería de muy mal gusto que este señor haya ido a un programa de televisión en estado de alto consumo alcohólico.

Más que 10 millones de votos, creo que a Smith lo que le va a salir es un callo gigante en cada pata, y se le compactará la media y el zapato con el cuerpo.

No se cuantos frijoleros más se lanzaran al ruedo, pero con Roberto Smith, también tendremos a Osvaldo Álvarez Paz, Julio Borges, Enrique Salas Römer, William Ojeda, Teodoro Petkoff, María Corina Machado (Mendoza no porque el no se va a casar con una mujer para hacer esa vaina) y unos cuantos que no han terminado de salir del closet.

No hay comentarios.: