viernes, diciembre 23, 2005

La polémica al bate

Las Grandes Ligas convocaron este año que culmina a un Clásico Mundial del Béisbol, en la búsqueda de un nuevo aire para el deporte que después del sumo y otras actividades de impacto físico, es el único que permite que los grandes cultores de la lipa, puedan exhibir su talento.

Con ciertas característica olímpicas (en el papel) pero obviamente dominado por lo comercial, la cita a los 16 países, donde es protagonista el Continente Americano, es un intento por ver si se logra estructurar una Serie que llame tanto la atención, como el Mundial de Fútbol, el cual, a nivel internacional, tiene una altísima preferencia.

Lo interesante de la selección de los equipos, es que fue mediante invitación, y eso se puede entender, como consecuencia de ser la primera vez que se realiza este evento, en manos de las ligas gringas, pues es claro, que existen otros mundiales de la disciplina, pero que no captan el mismo atractivo, porque no está representado por figuras relevantes, las selecciones nacionales participantes, y el nivel se considera amateur, cosa distinta del Mundial de Fútbol, donde solo van lo más granado del balompié internacionalmente.

En Venezuela, se convocó (no tengo conocimiento de quien, pero imagino el nombre de la marca de cerveza) a la conformación de una selección nacional, donde la presencia de nuestros “grandesligas” es un requisito necesario. Nunca entendí por que razón nombraron a Luis Sojo como manager del conjunto, y no con esto pretendo quitarle meritos al Petareño, porque sin lugar a dudas, el carajo sabe de pelota, pero hay muchas otras figuras de nuestra historia peloteril, que podrían dirigir el conjunto, hasta por un asunto de estrategia, y es allí donde coincido con lo afirmado por Oswaldo Guillen en su rueda de prensa, efectuada en la sede la Empresas Polar, cuando frente al influyente Lorenzo Mendoza, señaló que por razones de lógica, el manager debió ser David Concepción, ya que este aun está luchando en los números de los especialistas, para entrar al Salón de Fama en EEUU, y era necesario exhibir las razones por las cuales, el Rey David, debe ingresar al espacio de los inmortales donde ya tenemos a Luis Aparicio.

Aparentemente dicho comentario logró incluir al Rey David en el equipo como coach de banco, cosa que parece justa, pues logramos verlo junto a Sojo, en la presentación del uniforme oficial de la selección. Dicho uniforme será vinotinto, y que en las primeras de cambio, conseguiré porque vale la pena. Sojo y su equipo técnico, conformado por Concepción, Omar Malavé, Roberto Espinoza entre otros, y con la adición de experimentados peloteros, donde está Luis Aparicio, convocaron a unos 57 jugadores, especificados en 24 lanzadores, 16 jugadores de cuadro 9 outfielders y 8 receptores, los que deberán contar con el permiso de sus equipos de las grandes ligas, porque de forma extraña, si consideramos que la MLB es un absoluto negocio, el Clásico Mundial se realizará de manera paralela al campeonato regular de los EEUU. Ya 23 jugadores han recibido la autorización y se espera la incorporación de los otros en los próximos días.

Pero mientras todo esto pasa de forma optimista en nuestro país, a nivel internacional, hoy se levanto un polvero.

Puerto Rico anunció que no participaría como sede del Clásico Mundial, ante las recientes medidas impuestas por el Departamento del Tesoro de los EEUU, que negó el permiso para que la Selección de Cuba, participara en el evento, alegando que el bloqueo impide que se le erogue algún monto en dólares a ese país o sus representantes, ya que los ganadores, pueden obtener un premio metálico y bien es sabido que la selección de la Isla es una de las más poderosas del mundo.

La posición de la Liga Puertorriqueña, tiene sentido, pues con la prohibición, se violentan normas olímpicas y deportivas, solo por una pretensión política y una evidente forma gorila de continuar viendo al mundo. El representante de Puerto Rico, señaló que había hecho todo lo posible para convencer a las autoridades cubanas para que aceptaran la invitación a la selección, y en un discurso del Comandante Fidel Castro, el líder aceptó el reto, y dijo no preocuparle si el juego sería en Florida o en cualquier parte de los EEUU, haciendo alusión a la posibilidad de deserción de jugadores como ha ocurrido en otras oportunidades, gracias a la seducción que los agentes de los equipos de las Grandes Ligas le hacen al talento antillano. Ante este escenario, Castro dijo que si uno se iba, Cuba lo repondría con dos o tres mejores que el desertor. Lamentablemente el Tio Sam, si le tuvo miedo al reto y a ser mordido por el caiman.

Críticos deportivos y políticos, tanto de EEUU como del Caribe y de muchos otros países, han rechazado la decisión de la vetusta posición yankee contra la isla, y los mismos organizadores lamentaron la forma como se ha manejado el asunto. Pero lo increíble fue la propuesta de sectores ligados al exilio gusanero de Miami, donde se planteó hacer la selección de Cuba pero bajo el control del “Exilio”, algo que fue negado de plano por los promotores del evento.

Pero amanecerá y veremos, que acontece en los próximos días en cuanto a este caso, donde EEUU demuestra una vez más su intolerancia, su falta de criterio de amplitud y su irrespeto a las condiciones que internacionalmente aceptan las naciones, hasta para cosas tan sanas como el deporte y la competencia.

viernes, diciembre 16, 2005

Camine mijo, que algo queda…

Cada día hay más gente loca en las calles del país. Pero hay cada loco e’bola en la oposición que uno no sabe con que te van a salir.

Roberto Smith, un ex ministro de Carlos Andrés Pérez, que ha pasado, más que desapercibido, IGNORADO por la misma historia política venezolana, solo se le puede reconocer dentro del país, como un colaborador del Gocho, lo cual suele generar dentro de los colectivos la siguiente expresión: “Ahhhhh… Ese es uno de los coños de madre esos que nos jodieron”.

Últimamente a tenido una espuria relevancia, gracias (obviamente) a Globovisión, que le dio cobertura al tipo, quien pretendió convertir en algo epopéyico, un recorrido de aproximadamente mil kilómetros desde Mérida hasta La Guaira, donde, según él, promovió en todas las partes donde pasó, el mensaje escuálido de lucha contra el comunismo que escoñeta a un país, aunque resulta contradictorio, si vemos como se llenan todos los establecimientos nocturnos y como están congestionadas las calles de la capital, por el mar de gente que está comprando sus corotos para las próximas fiestas.

Seguro estoy que más de uno lo vio pasar por las carreteras, pero dudo que alguno le haya parado media bola. Creo que primero llamaba a votar el 4 de diciembre, pero luego quedó guindando con su consigna, cuando los adecos les sacaron la alfombra a todos los aspirantes a diputados.

Roberto trata, si no me equivoco, de emular aquella campaña que en los años setenta le dieron resultados positivos a su padre político “El Gocho”, con el slogan “Ese hombre si camina, va de frente y da la cara”. El asunto es que a estas alturas de la sociedad venezolana, semejante AD-fesio no tiene el mismo impacto.

Lo increíble resulta ser que en una entrevista con el canal de Granielito, Smith dijo que le arrebataría 10 millones de votos a Chávez, pues triplicaría la distancia de su caminata. La entrevista fue a tempranas horas de la mañana, por lo cual sería de muy mal gusto que este señor haya ido a un programa de televisión en estado de alto consumo alcohólico.

Más que 10 millones de votos, creo que a Smith lo que le va a salir es un callo gigante en cada pata, y se le compactará la media y el zapato con el cuerpo.

No se cuantos frijoleros más se lanzaran al ruedo, pero con Roberto Smith, también tendremos a Osvaldo Álvarez Paz, Julio Borges, Enrique Salas Römer, William Ojeda, Teodoro Petkoff, María Corina Machado (Mendoza no porque el no se va a casar con una mujer para hacer esa vaina) y unos cuantos que no han terminado de salir del closet.

sábado, diciembre 03, 2005

El Fin del Cuento

La oposición no se retiró totalmente, porque solo unas 14 listas se retiraron y los candidatos dimitentes no alcanzan los 400. Incluso, se hizo la sustitución de candidatos en algunos casos y en otros, no todo el mundo se mando por el voladero. Tal vez el mayor papel de bolsa que se hizo en esta nueva aventura opositora, fue el de Manuel Rosales, que fue el único que se retiro totalmente, porque de resto, el retiro de los partidos es algo parecido al 30 por ciento.

Aquí hay que buscar la lógica de ese Plan B de la oposición, si es que acaso lo tiene, porque si las cosas marchan de la manera normal y pacifica que se espera, sencillamente Chacumbele se quedó pendejo frente a esta gente.

Algunos pocos bichitos se la pasan en cierta página que no es página sino un simple foro que ni personalización tiene, ligando a que ocurra algo a las 4 de la mañana de este domingo 4 de diciembre. Ellos sueñan que salga el “Super 350” como un misil surcando los aires y caiga en Miraflores. Creo que lo único que conseguirán escuchar a esa hora, será los toques de Diana en todo el país y no los tan anhelados ruidos de sables.

Los medios en el último día, se declararon en rebeldía frente a la coherencia y la ética que deberían tener, pero que no sucede. El Nacional publicó un titular idéntico al que el diario 2001 ya había utilizado días antes, como evidencia de la forma como se sigue un guión escrito en la embajada yankee.

Según estos pasquines partidistas de AD y Copei, el Gobierno y sus fuerzas políticas se están midiendo solas, ignorando la existencia de todo un conglomerado que no comulgaba de la Unidad espuria de la oposición, y pretenden desconocer el resultados de unos comicios, solo porque a unos cuantos editores se les creó la idea que para que un proceso electoral sea valido, debe involucrar un alto grado de arrechera contra el Presidente Chávez.

Mañana veremos que pasa, si sacan algún conejo del Sombrero. Solo les digo… Tendrán que echarle un camión de bolas.