miércoles, noviembre 30, 2005

La huida de los frijoleros

Hoy comenzó la retirada. Extraño me parecía que la oposición no invirtiera en campaña publicitaria, ni en peregrinajes extensos por los medios de comunicación, y más bien eran los medios que escudriñaban por todos lados a ver si conseguían una declaración.

Más de medio siglo le hizo falta al país para librarse de los adecos, los copeyanos y sus derivados, que jodieron esta nación hasta que la gente les dijo “YA BASTA”. Hace como 30 años el plan para quitárnoslos de encima, implicaba apelar a un fusil, levantando aquella frase que saliera de las gargantas de los ucevistas (no los de ahora) que mentaba “piedra, plomo y candela” (si mi mente no falla), pero asombrosamente hoy, ellos solitos empezaron a retirarse, y no nos costo mucho, solo calarnos sus vainas hasta que ellos les diera ladilla y comprendieran que aquí ya no tenían vida.

La oposición nos está dejando el pelero, pero no porque no confíen en el arbitro, pues de manera que en lo particular “ME ARRECHA”, el CNE les ha venido complaciendo en todo lo que se les ha ocurrido. Desde la posposición de la implementación de los cuadernos electrónicos, pasando por la auditoria inmediata del 47% de las cajas electorales, llegando incluso a lo que me pareció el colmo de la condescendencia por parte de Jorge Rodríguez, que fue la supresión de las captahuellas, elemento fundamental para evitar que los escuálidos metieran a votar doble cedulados o a muertos. Solo les faltó decir que no podían usar las maquinas porque el material con que estaba hecha la pantalla de la Smartmatic, les daba alergias en el dedo y les inflamaba las hemorroides. (Idea de mi pana Zoe)

La ultraderecha deja los comicios parlamentarios por los mismos motivos que Carlos Menem desistió de su candidatura hace dos años en Argentina, cuando fue convocada la segunda vuelta, frente a Nestor Kirchner y supo que la unidad de los sureños, lo aplastaría de forma contundente. Menem con eso quiso evitar la humillación de quedar como un hablador de paja, pero salió peor. Igual, los adecos, los copeyanos y los demás integrantes de partidos políticos de bolsillo que integran la oposición, renuncian hoy, porque saben que el arrase de los movimientos revolucionarios, sería de proporciones bíblicas. Si tuvieran algún tipo de apoyo fuerte, ya nos estarían restregando en la cara las encuestas, pero como las mismas le son totalmente desfavorables, prefieren recoger sus corotos y no jugar más. Tales augurios, llevarían a esos cascarones vacíos que tiene Bush aquí, trabajando para sus raros intereses, a confrontar el reclamo de sus bases, y a una sobrevivencia de pronóstico reservado.

Ramos Allup y Pérez Vivas, trataron de conmocionar al país, pero solo han generado un sentimiento de convicción en las bases del Chavismo de que hay que ir a aplastarlos con el dedo, presionando un voto totalmente revolucionario. Mienten cuando dicen que por primera vez ellos no participaran en unas elecciones, porque según, habían estado en todos los procesos comiciales, aunque se les olvida que cuando Arias Cardenas se lanzó a Presidente, ni los blancos ni los verdes, aparecieron en ese tarjetón, como para no rayar al tipo, admitiendo que de verdad, la gente los repudia.

Algunos se resisten, incluso en los senos de sus partidos, porque estos tienen fe de poder garantizar su arepa en el próximo periodo parlamentario. Ya lo había dicho yo anteriormente, cuando sentencié que esa fulana UNIDAD, estaba pegada con saliva de loro. Sería imposible creer que porque Care’vieja Ramos Allup, diga que hay que renunciar de manera cómoda en la oficina del CNE en Caracas, los aspirantes de Manuel Rosales en el Zulia, desistan de ocupar un curul. De la misma manera, Pastor Hiedra, en Margarita, no se arriesgará a perder el único oficio que sabe hacer: vivir de los dineros de la nación. Y así como estos casos, unos cuantos.

Descarto de plano que las elecciones del domingo se suspendan, a pesar que los partidos opositores le pusieron una pistola de agua en la frente al CNE. El asunto es que de verdad aun ningún candidato ha llevado su carta de renuncia al ente comicial, solo ha quedado en habladera de gamelote. Deshojan la margarita para ver si se quedan o se van, mientras que solo el MAS dice que no se lanzarán a ese barranco tan profundo, y Primero Justicia se debate entre lo que puedan decir los que llaman al programa de Globovisión “Aló Mercenario”.

Si la oposición cree que las elecciones dominicales serán pospuestas hasta que ellos les de la gana de participar, están meando fuera del perol, porque sencillamente, deben comenzar a comprender que no son el centro del universo, que el país existe a pesar de ellos, y que hay otros partidos de diferentes tendencias esperando que los comicios se lleven a cabo; comenzando por las Morochas de la Alianza del Cambio, El Frente Amplio Popular, partidos de oposición no alineados., partidos independientes, movimientos sociales regionales y candidatos por iniciativa propia, así que si los escuálidos extremistas se van, simplemente se considerarán como “unos más” que se dejaron clavar por Súmate.

Bien les vendría a Ramos Allup y Pérez Vivas la canción aquella que dice:

María Corina me quiere gobernar,
Y yo le sigo, le sigo la corriente
Porque no quiero que diga la gente
Que con el gobierno yo decidí cuadrar”.

Y así quieren vencer al comandante Chávez en los comicios de 2006. Los factores del cambio aseguran que se alcanzarán los 10 millones de votos, pero al ritmo que vamos, sin mucho problema, la revolución obtendrá unos 12 millones de votos. Hoy, los escualidos se hunden agarrados de las manos, como cuando se metieron a Frijoleros, al apoyar al Frijolito de Salas Römer porque no podían con el muchacho de Sabaneta.

viernes, noviembre 18, 2005

Anderson II: ¡Así no se mata a un hombre!

Continuando mi relato anterior, no se cuantas veces me desperté en esa madrugada, y no era por incomodidad de la cama. Estaba pendiente de levantarme a las 5 de la madrugada para tomar alguno de los primeros autobuses y llegar a Caracas. El camino por la autopista me desesperaba. Mi celular se había tirado tres con la batería.

Mi amada me había escrito un mensaje, que apenas pude leer. Estaba igual de frustrada que yo. Me quede en una parte de la autopista, y de allí pase un caminito hasta la avenida cercana, desde donde tome el carro hasta la casa, le dije a mi viejo, quien ha tenido una posición muy light en esta vaina "Mire, y usted dice que hay que darle espacios", no me respondió, y rápidamente me fui al trabajo. El taxi sintonizaba RNV, y el hombre del taxi me dijo: “Ese tipo se descuido y les facilitó el trabajo a sus sicarios”. Las muchachas llegaron también temprano, había que redactar mucho ese día, lo que significaba un cambio radical al anterior.

Estaban deprimidas, todas con sus peculiares características. Mariana estaba inquieta, ahogada en un mar de arrechera. Erika, la traductora, estaba que lloraba, y solía preguntar una y otra vez, “¿Quién será tan criminal?” y Valentina, más centrada, se mostraba su enorme molestia. Jesse Chacón, salió en horas de la mañana a confirmar que el cadáver que estaba en el vehículo, era el del fiscal Anderson.

La jefa llamó y pidió que me llevara a una de las redactoras a tomar reacciones del asunto y hacer fotografías en la capilla ardiente que se instalaría en la sede del Ministerio Público. La traductora se quiso ir conmigo y no me atreví a decirle que no. Me fui en taxi hasta Parque Carabobo, allí había una multitud con pancartas, y lleno de sentimientos encontrados. Hubo tanta gente que la plaza estaba repleta.

En otro punto de la ciudad, a puertas cerradas, los familiares salían de la funeraria donde rindieron un homenaje íntimo. Una escolta de motorizados y dirigentes populares se encargaron de escoltar el féretro. Mientras esperaba la entrada del carro por la avenida México, un pana de los medios alternativos me comentó “Verga Carlos, los escuálidos dicen que la vaina es un montaje, y que tienen a Danilo en Cuba haciéndose cirugía plástica” una señora que escuchaba contestó indignada “Esos coños de madre no le arriman una al pueblo, todas las quieren ganar ellos, ya ni con el muerto al frente se atreven a admitir que son unos fascistas”; le respondí “bueno doña, si yo cubrí el caso Daktarí y vimos sacar a un muerto descompuesto de una zanja a la mitad de un valle espantoso a 3 kilómetros de la carretera más cercana, y el jalabolas de David Pérez Hansen le preguntó al comisario de la PTJ que si no se trataba de un montaje”.

Vimos en eso entrar el vehiculo, a lo lejos, la guardia custodiaba la concentración, y nadie podía pasar, pero con mi chaleco de Reportero, logre llegar al sitio donde estaban sacando el féretro para llevarlo en hombros hasta la Fiscalía. Han sido una de mis fotos más famosas, aunque hubiera preferido que permanecieran en ese record otras.

La avenida Universidad, frente al liceo Andrés Bello, estaba repleta de personas llorando. No habían nunca hablado con Danilo, pero era el único carajo con bolas en este país que se atrevió a llevarle la contraria a los golpistas en nombre de la más pura ley. Una urna con una bandera que alguien arrojó desde los costados, que apenas cubría la punta, fue el más bonito homenaje a este mártir de su propia valentía. Yo iba adelante, tomando fotografías y fue cuando apareció el palangrismo con sus cámaras. Pretendían tapar a los fotógrafos alternativos con sus cámaras enormes; pero no nos la calamos. Me puse del lado de mis colegas de siempre, los que le echan pichón por pasión a la verdad y nos atravesamos adelante. Una mirada tierna estaba en la multitud sin poderme abrazar, solo la escuche decirme que tuviera cuidado.

En el lateral de la Fiscalía, nos pusieron un área para periodistas, delimitada por parte de los Guardias Nacionales. La urna entró al edificio y afuera se armó el peo. “¡ASESINOS!” fue lo más amable que les dijeron a los periodistas de medios privados. Una de estas niñas bellas que pueden decir que están realizadas porque se hicieron las tetas de goma y trabajan en un canal de noticias, le contestó a una doña “¿Y usted me vio a mi matándolo?” y soltó la señora por allá “Lo quisieron matar moralmente y ahora allí está su cuerpo, ¿para que vinieron?” y entre periodistas se formó una discusión a lo que le mencioné a un colega alternativo “Como dijo Alí que hacían con Bolívar en el Panteón: Vienen a ver que está bien muerto” y no se trataba de una exageración, pues bien temprano, el baruteño alcalde de Primero Justicia, Capriles Radonsky se acercó a la morgue de Bello Monte, porque el tenía que ver el cadáver para estar seguro. Hay gente rata.

Al rato, se instaló la capilla ardiente; la cola era interminable, y los familiares estaban cerca, pasando su dolor, cuando de repente una mujer sencilla, familia de Anderson, en su mar de lágrimas, se recostó de mi hombro, solo balbuceando “¿por qué?”. No sabía que decir, pues era la situación más extrema. Solo le recosté la mano de la espalda y le dije “Dios sabrá porque tienen tanto odio”, ella me miró a la cara y se acercó a un familiar que estaba llegando. No estoy seguro si era Lourdes Anderson, pero el dolor de ellos era uno solo. Me acerque a fotografiar la cola y un señor mayor me preguntó “Mijo, dígame usted que está parado cerca de esas plagas que trabajan para las jineteras, ¿que piensa de todo esto?”, sin pensarlo mucho le solté esto “Así no se mata a un hombre”. El hombre solo exclamó “¡Coño!” se volteó y comenzó a vociferar “Así no se mata a un hombre, Así no se mata a un héroe”. Lo corearon como por 20 minutos.

Me obstine de estar rodeado de farsantes con micrófono. Busque a la redactora y regresamos al trabajo en taxi. Redacte tal vez la nota que más dolor tenía en mi tintero. Se acababa el día, y la gente seguía llegando a donde estaba Danilo, para llevarlo a la Asamblea Nacional. Vendría la cadena del Presidente, quien calmó al país, y nos pidió fortaleza. No estaba fácil, pero nos elevó otra vez la moral.

jueves, noviembre 17, 2005

Anderson I: Cuidar las palabras que se dicen

El autobús se va llenando de pasajeros, pero hay un puesto que está al lado del chofer que ya tiene una pasajera. La hija del dueño de un pasquín ultraderechista, Patricia Poleo, sigue prófuga. Hace unas semanas, se le hizo la imputación formal por parte del Ministerio Público, por su presunta participación en el asesinato del Fiscal 4º Nacional Ambiental, Danilo Baltasar Anderson, acontecido en la noche del 18 de noviembre de 2004.

Pero mejor no le dedico este artículo a la loca esa. Creo que los más pendejos hechos de ese día, para mi se convirtieron en un raro peso sobre la conciencia y paso a explicar los motivos.

Venezuela es un país de altos y bajos, aunque por mucho tiempo en los últimos 4 años, la vaina se ha mantenido en tonos muy elevados, que como muestras tienen mis canas de 24 años. Luego de los comicios regionales, la oposición se puso ladilla, fastidiosa, fofa, predecible muy por encima de lo que ya estábamos acostumbrados. Tal vez me volví en un ser masoquista, sobretodo en mi trabajo, que depende de la comunicación.

Esos días de noviembre resultaban de lo más estresante, pues no había información que publicar, nada que comentar, y solo se repetían discursos de lado y lado. Ni siquiera Bush estaba jodiendo, como para justificar la vaina.

Veníamos de una intensa campaña electoral y de un proceso que significó el arrase de las fuerzas revolucionarias y nos bajaron la temperatura de forma drástica. Un día de noviembre, específicamente el jueves 18, se me ocurrió dejar salir media hora más temprano a mis dos redactoras, y la que tenia encargada de las traducciones, se quedaba un poco más, ya que había realizado unas diligencias en el banco durante la mañana.

Escuchaba música para hacer más llevadera la inerte actividad informativa. Un rato después llegó el pana Eduardo para amenizar la vaina, con su particular forma de vivir esto que se llama vida. La traductora se fue, y yo, ante la ausencia de algo que hacer, le notifique a la jefa que me retiraba, aunque ya Lubrio estaba por allí pendiente de cualquier cosa.

Como Eduardo se había mudado cerca de mi casa, aproveche la cola que me daba en su catanare verde, mejor conocido como La Pequeña Bonanza”. Bajamos por El Rosal, y el tráfico estaba libre. Al entrar por la autopista, comenzamos a conversar y en eso, Eduardo me pregunta: “¿Cómo esta la vaina con la página?” a lo que le conteste “¡No joda! Estos pajuos de los escuálidos se dieron su culazo ahorita el 31 y se acabo la diversión, porque ellos eran los que nos entretenían con todos sus planes locos de bolas a ver si tumbaban al jefe (Chávez)”; me responde el compañero “Coño si vale, que verga tan loca, se quedaron fritos, no aguantaron el carajazo del Referéndum, Chávez los fulminó con esos 6 millones de carajos y le falto gente que jode que no se caló esas colas mamarras”, rematando yo con la petición de la cual de alguna manera, me arrepentiré siempre “Verga si, que bolas, pero pase alguna vaina rápido, no joda, que se forme otro peo o escándalo de esos que arman los de Globomojon y que nosotros nos fajamos a desmontarlos cagaos de la risa, porque me voy a venir quedando dormido en la oficina”.

La mujer del pana, lo llamó y al parecer le contó que no le había dado chance de cocinar, ante lo que le plantee al pana irnos a comernos una hamburguesas por Santa Mónica. Salimos de la autopista y nos internamos por El Recreo, bajamos al antiguo Maxi’s y entramos a los Chaguaramos por la UBV. Cerca de allí, nos quisimos parar en una esquina donde queda una venta de Hamburguesas, pero le vimos tan mala vida, que le insistí al pana “coño vamonos de aquí, está vaina no me gusta… mejor vayamos a Don Pepe”, sin mucha discusión, prendió otra vez el carro y salimos para el hogar de la Parriburguer. Matamos el hambre y seguimos el camino. Me dejó en la esquina del barrio y se fue a su casa.

Llegue al hogar y me di cuenta que apenas eran las 9 de la noche. El tiempo había transcurrido de manera bastante lenta. Entre a mi comandancia, salude a mi progenitora y me iba a poner a chatear, cuando el teléfono sonó y alguien cuya voz no le entendí, le comunicó a mi madre algo que se puede decir, resultó la polemica familiar del día.

Mi hermana de vaina la cocina no le explota. Llamamos a mi otra hermana, y luego de varios intentos nos logramos comunicar con ella. Cuadramos para ir a Charallave a ver que había ocurrido. Salimos al Terminal del Nuevo Circo, para ver si conseguíamos carro para las Brisas, a eso de las 10 de la noche. Tuvimos que pagar un carro libre, que nos llevó velozmente. Llegamos a la casa y allí estaba medio barrio viendo el peo. Terminamos con el tumulto y nos encerramos en la casa.

La gente seguía afuera, pendiente del chisme o no se de que, cuando de repente, se escuchó que alguien dijo “Verga pana, mataron al tipo”, y no me atreví a salir a preguntar de quien se trataba. Mi celular estaba en poca batería, cuando sonó con su característico pito de lavadora. Al atenderlo, escuche una voz jadeante y nerviosa; era Marianita, una de mis redactoras. Lo primero que escuche que me dijo fue “Carlos, ¡lo mataron! Por Dios Carlos, ¡lo mataron!” interrogué “Coño ¿a quien mataron?” - “Carlos, mataron a Danilo, le pusieron una bomba en el carro”; sin pausa solo solté “¿¡Qué!? ¿Cómo es la vaina? ¿Pero donde lo mataron?”. Marianita, sin poder controlar las palabras por su característico nerviosismo en esas situaciones tensas, alcanzó a decirme “Lo mataron en los Chaguaramos, le volaron el carro, ¡ayy Carlos!, dime ¿qué hacemos? ¿Tú te puedes acercar al sitio? ¿Estas en tú casa?”; solo se me ocurrió preguntarle “Verga ¿y Luigi? ¿Está en línea? Porque yo estoy en el culo del mundo solucionando un peo”; Lubrio se había ido a dormir temprano, como nunca antes lo había hecho, y me tocó llamarlo a su teléfono, y yo sin pilas. Se encargo esa noche de la página, rompiendo el milagro de haber sido el unico día que se había agarrado para dormir. Mande a Mariana a que se quedara tranquila, que se tomara un vaso de agua con azúcar y que tuviera paciencia, la necesitaba completa para el día siguiente. Se metió a ayudar a Luigi.

Prendí el perol de televisor que tenía mi hermana en la casa, y pirateando la antena, medio sintonice un canal que nunca supe cual era. Estaba Rangel en el sitio, informando que el vehiculo era el del Fiscal Anderson, pero no sabían si la persona que yacía calcinada en su interior era el destacado abogado. Trataban desesperadamente de localizarlo por el celular, pero nada, no respondía. Es cuando localice VTV en la destartalada pantalla, y estaba Vanesa Davies, diciendo que llamaban al teléfono del Fiscal y nadie respondía. No se con quien hablaba ella, lo cual es lo único que no recuerdo del asunto, cuando pasaron las imágenes de la camioneta vuelta carbón.

En ese momento hice un traslado en la mente, pues esa era la cerca del sitio donde nos ibamos a parar a comer esa noche, Eduardo y yo. Del carro, había una esquina que quedó intacta, y se veía el color amarillo, que hacia unas semanas antes, me llamó la atención, ya que nadie tenía una camioneta todo terreno de tan peculiar color. Al entrar al trabajo, tuve un encuentro frontal con Anderson, quien hablaba por un celular. Estaba solo en el sitio, vaina que me pareció rara, tomando en cuenta que era un personaje con casos que tocaban el poder económico. Me hizo una mueca de esas que se tienen cuando uno se consigue a alguien de frente, y se trata de ser cortes por breves instantes. Le respondí de igual manera, pero con un “Buenos Días”. Entre a mi oficina y solo me dije “El carajo que salvó VTV durante el Golpe”.

Me senté en una caja y una sola frase me salía de boca: “¡Coño de la puta madre!”. Veía el televisor con arrechera, y entro mi vieja al cuarto: “Hijo, ¿Qué pasa? ¿Por qué tantas groserías?” respondí “Verga mamá, ¿como es posible que hayan matado al tipo este?, esos carajos se fumaron un poste relleno con droga… ¡Coño vieja, esos mal paríos se pasaron de maracas, lo dejaron como un carbón!”. Un golpe a la pared con el puño cerrado, fue la firma final que necesitaba para darme cuenta que estábamos viviendo el inicio de uno de los peores episodios del país. No podía regresar a Caracas, era la media noche. Dormir era lo único que podía hacer. Tenía que madrugar para regresar. Antes de eso, Eduardo me mando un mensaje, solo le respondí: "Chamo, que bolas, me siento culpable por haber pedido que pasara una vaina que resucitara las noticias".

miércoles, noviembre 02, 2005

La Cumbre Amurallada

Mar de Plata espera a Bush, y no precisamente con los brazos abiertos. El argentino común, ha puesto mala cara con la presencia del Cowboy, y quien tiene conciencia política, sencillamente ha manifestado que no se la cala. Estaré pendiente para publicar información por acá para los panas, al igual como lo estará Lubrio y los invito a leer la página de la movilización llamada marchacontrabush.com además de tener el buscador de noticias de Google con el tema.

No hay sitio en la tierra donde vaya George W. Bush, donde no se arme una manifestación multitudinaria de rechazo ante su presencia, y el gobierno de ese país deba tomar medidas drásticas para garantizar la seguridad del individuo, así tenga que agredir a sus propios ciudadanos para cuidar a ese pobre imbecil.

Estaré pendiente de que ocurrirá en Mar del Plata, pues será una nueva oportunidad para ver si Bush tendrá capacidad de soportar la presencia del Presidente Chávez. Es bien conocido que el gringo le tiene miedo al comandante, pues como todo ser de la derecha, no sabe defenderse con argumentos, y una de las vainas que más le duele es que le suelten una metralla de verdades en su cara y no tenga un apuntador, donde aparezca su discurso prefabricado y elaborado por una manada de asesores, que parecen igual de brutos que él.

Bush con su Alca bajo el brazo, y Chávez levantando la bandera bolivariana, con la propuesta humanista del Alba, nos daran un encuentro que honestamente, resultará histórico. Yo, particularmente, apuesto al mio.

martes, noviembre 01, 2005

Al fin tenemos la MASA

Hoy, primero de noviembre de 2005, ya es un hecho, que Venezuela contará con su propio satélite, y para ello, el presidente Hugo Chávez, firmó la creación de la Agencia Aeroespacial Venezolana.

Hay muchas implicaciones positivas al respecto, pues nos garantiza la soberanía en nuestra propia transmisión de datos, nos da mayores libertades de acción, y nos da un salto inmenso en el área tecnológica, pues aunque el satélite es de fabricación China, serán técnicos venezolanos los que se encargaran de manejarlo desde aquí mismito.

Pero todo esto al parecer no importa, si nos trasladamos a la mente de cualquier escuálido que no le crea ni el padre nuestro al gobierno. Ya deben estar sacando cuentas de los planes “maléficos” y malucos que el chavismo tiene estipulados con el perol ese volando por el espacio.

Lo primero es que la agencia que manejará el satélite tendrá el nombre del celebre bisabuelo del muchacho de Sabaneta de Barinas; es decir, se llamará Maisanta Air Space Agency (M.A.S.A.); el nombre seria en ingles para que coincida con esas iniciales, ya que tiene un metamensaje que le manifiestan al escualidismo, para que se resigne y en su mente circule la frase “la M.A.S.A. no está pa’bollos” (a propósito que ya viene diciembre).

La sede de la M.A.S.A. estará en el Cabo Codera, pues todo escuálido está seguro que Chávez lo que le tiene al imperio es envidia en lugar de arrechera, y por ello tratará de imitar al Cabo Kennedy.

El satélite tendrá unos controles, directamente en el despacho del Comandante, para manejar los resultados electorales, y ya no tendremos que recurrir al satélite ruso aquel que manejó el pana Andrés Izarra durante el referéndum, que lanzaba un rayo de ondas sonicas sobre la cabeza de los votantes para que marcaran la opción del NO en lugar del SI. Sino pregúntenle a Tulio, Julio o como se llame, aunque más rápido lo conseguimos si lo buscamos como Care’cochino (no tiene ningún parentesco con Henry Care’vieja).

La energía nuclear que tanto han mentado en los últimos días, es para hacer funcionar los cohetes con los cuales será lanzados este satélite y otras misiones con las cuales, el chavismo pretende transformar en comunistas a los seres que seguramente nos visitan desde las lejanías del universo y restarle cualquier posibilidad de apoyo a la posición, porque definitivamente, este gobierno hace los viajes que sean necesarios para que los personajes mas diversos le brinden apoyo, y hemos visto como ya ha recorrido todo el planeta en el camastrón y no hay rincón del mundo donde no le den vivas y lo aclamen, por lo tanto, ahora su meta es el espacio sideral.

Para estos viajes, se fabricará especialmente otro avión, que en este caso no es avión sino un trasbordador espacial, que se llamará “El Camastrón Interestelar”, que irritará hasta al más despreocupado escuálido, ya que le pondrán una regadera especial, dentro de una capsula gravitacional; pues no tendría chiste una ducha cuando se desconoce la dirección que tomaran las gotas de agua en la gravedad cero. Lo mismo se hará para poner un chinchorro, ya que el comandante no duerme, a menos que sea al estilo llanero.

El Camastrón Interestelar, será una especie de Enterprise o como sea que se llamara la nave donde estaba Mr. Spoke (o como se llamara también él) en Viaje a las estrellas. Usará la misma velocidad del Enterprise, más rápido que la misma luz, o mejor aun, más veloz que la ladillosa pelusa que se le pega a la ropa formal oscura en el momento menos preciso. Esta hipervelocidad será puesta al Camastrón Interestelar, para que los viajes no sean tan prolongados, y poder estar en la Tierra y en el país todos los domingos para hacer “Aló Presidente”. En caso que no puedan estar aquí para el día domingo, tendrá un set especial, donde asistirá público pero virtual, hologramas de personas que estarán en la tierra interactuando con el Jefe, a pesar de estar en otras galaxias.

Además, otro proyecto de la M.A.S.A., es conquistar otros cuerpos estelares para desarrollar núcleos endógenos extraterrestres, y es un objetivo puntual el planeta Marte, porque indudablemente la esfera roja tiene que ser nuestra. Les dejamos a los gringos la Luna, es una vaina muy blanca, parece Adeca y ya ellos se la clavaron al ponerle la bandera, pero quien sabe, pudiéramos intentarlo, y cambiarle el color, tirando miles de toneladas de onoto sobre la superficie.

Pero esos viajes no pueden ser así sin experimentar, hay que hacer pruebas, investigaciones, por lo que hay que recurrir a los conejillos de indias, pero hay un detalle muy notable; la sociedad protectora de animales no permite que tomemos perros para experimentar, y no somos capaces de mandar monos, ya que son una especie en peligro, por lo tanto hay tenemos un gran problema. Seguramente, la Papo dirá que el gobierno comenzará a detener dirigentes escuálidos para enviarlos en esos cohetes. No sería mala idea si a ver vamos, porque consideremos lo siguiente, los escualidines son una especie en peligro de extinción, pero como todo adeco o copeyano, logran la longevidad, y ellos no son tan necesarios para el equilibrio ecológico (mucho menos al político, porque lo que hacen es desequilibrar la tranquilidad de un colectivo) pero no podemos negar que son indispensables para reírnos un rato con cada guevonada que se les ocurre. Así que si los escuálidos soportan la vaina, y no se les termina de quemar la cotufa, es posible y seguro trascender nuestros cielos.

Luego, cuando tengamos todo bajo control, haremos una marcha sobre el anillo de Saturno, para que quepa todo el gentío que llevará el gobierno en buses espaciales, y haremos que el Sol cambie de nombre, y le pondremos Chol, y tatuaremos en Marte el símbolo del chavismo, para que los escuálidos no se atrevan a observar por los telescopios hacia el infinito.

Si no lo escribía ahora, seguro la Papo o la Colomina lo iban a sacar adelante.