viernes, octubre 28, 2005

La Máxima Escuálida: ¡Me niego porque si!

Ayer publique un video que ha generado dentro de muchas personas, reacciones encontradas. El mismo consiste en una grabación que aparece en la página de la MLB.com, que muestra la celebración de los Medias Blancas de Chicago, luego de haber conquistado la corona de la Serie Mundial.

El video original, consta de 17 minutos y salen todos los jugadores en el campo, haciendo múltiples cosas. En el minuto 9, aparece el Manager venezolano, Oswaldo Guillen junto con su familia, y una bandera de nuestro país. Se evidencia que posaban para alguien, cuando la esposa de Guillen, gritó ¡Viva Venezuela!, inmediatamente, una voz masculina dice ¡Viva Chávez!, a lo que Ozzie y sus hijos gritan en coro la misma frase. En la grabación, se ve clarito, cuando grita esa frase, se voltea y besa a su esposa y posterior a eso parece un periodista dominicano en una breve entrevista.

Lo coloque en mi CastPost, como un hecho curioso. No es que descubrí que Guillen fuera Chavista; pues debo decir con satisfacción que tengo amigos residenciados en Chicago, entre ellos el Cónsul de Venezuela en la ciudad de los vientos, y el mismo me había comentado que el Bigleager simpatizaba con el proceso revolucionario. Incluso, tengo una foto de ellos dos en el US Cellular Field de Chicago.

En algunos foros, ese video cayó muy mal. Ya la llamada que efectuara el Comandante en Jefe a Guillen durante el “Aló Presidente”, había despertado el odio de los más extremistas ultraderechistas. No es una actitud nueva, como dije en mi post anterior, se trata de un hecho repetido, que lo hicieron con Simón Pestana, Fernando Carrillo, Paul Gillman, Francisco Pacheco, Milca Duno, Johan Santana, Pompeyo Davalillo, Oscar Torres, Reinaldo Armas, Reina Lucero, Cristóbal Jiménez, Rafael Brito, Perucho Conde, Rudy Rodríguez, Nene Quintana, Nelson Paredes, Pedro Soto, Pedro Lander, Dilia Guaicarán, Franco de Vita, Evio Di Marzo, Patricia Velásquez, entre otros, que o han manifestado simpatía por la revolución o simplemente han coincidido en espacios y eventos con el Presidente Chávez y han tenido un trato cordial.

La descalificación del individuo ha sido el arma que han esgrimido en todos los casos. No se hasta que punto mi capacidad de asombro pueda tener un limite, cuando leo que se meten con la persona y le sacan hasta la vida familiar. Lo lastimoso resulta, cuando algunos se niegan a aceptar la realidad, alegando que “Puso cara de vergüenza porque se acordó de los miles que sufren aquí” o “esa vaina es que le pagaron” o “Miren, pero el no vive aquí, por eso es que esta confundido, ignora los desmanes de la dictadura” o el tope “Eso es mentira, porque no lo practica, vive en Estados Unidos y gana en dólares, así que simpatiza de verdad con el imperialismo, además que no tiene a sus hijos viviendo aquí, es farsante”.

Y ahora es que les falta gente por manifestarse a favor del Presidente, aunque muchos otros se reservaran la acción para evitarse una agresión por parte de un fanático escuálido. Como comunicador, tengo siempre contacto con gente del ámbito artístico y social, y les puedo decir, hay unas cuantas orquestas, cantantes, actores y artistas con esta vaina, y no son “concha de ajo”, sino pesos pesados, y de los más internacionalizados.

Otro motivo de señalamiento muy perverso, es respecto a las riquezas que haya acumulado un artista o deportista. Alegan que si son chavistas tienen que entregar todos sus bienes y meterse a vivir en un cerro. Esta gente ha hecho su fortuna en sus ámbitos, echándole pichón, y no creo que les hayan puesto una pistola a los demás para que les pagaran sus buenos cobres. Allá los que hayán malhabido sus fortunas aquí, robandose la tierra o explotando a los trabajadores durante tantos años y ahora lloren porque apareció un Gobierno que pondrá cuentas claras.

Da risa y lastima ver personas en semejante actitud, con tales posiciones intransigentes, intolerantes, y la vaina asusta cuando nos salen con el mojón de que ellos quieren “darle una verdadera democracia al país”. Ante esas circunstancias, me radicalizo como Revolucionario Bolivariano Aliprimerista Guevarista Chavista, defensor de nuestro proceso de Socialismo a la venezolana. Debo también expresar que algunos opositores, han mantenido una actitud cordial, donde aunque no les hace gracia que Guillen sea Chavista, le respetan su posición y lo felicitan por su logro, así lo expresen con palabras como “bueno, ni modo, todo el mundo la caga, pero de pinga, Felicitaciones Ozzie”.

Mientras en Chicago celebran una nueva página escrita por un venezolano, otros se destrozan los sesos del sufrimiento. Si así lo quieren, es su problema, pues hasta ahora, no está prohibido el masoquismo.

Recomiendo leer esta nota de Aporrea que ilustra mejor la posición de Guillen y les dejo un pedacito como adelanto:

Que no quede duda: la victoria de Guillén es para toda Venezuela, pero el manager tiene su corazoncito y no le da miedo dar publicas expresiones de respeto y hasta de apoyo al Presidente Chávez.

A Ozzie resulta que gusta del controversial Presidente Venezolano Hugo Chávez, "a diferencia de muchos de mis paisanos. Esa es mi opinión" dijo. "No me importa lo que piensen 25 millones, tengo mis sentimientos, mis gustos. ¿Por qué no puedo decir lo que me gusta o lo que no me gusta?
Chicago Tribune, 27 de octubre de 2005

2 comentarios:

Reindertot dijo...

Muy bueno este post. Bien sopesado, sin radicalismos.

marcela dijo...

Muy bueno tu artículo.
Que sigan las personas inteligentes como tú enriqueciendo a esta revolución bonita.
marcela lopez