lunes, agosto 22, 2005

La falta de astucia frente al toro

Este lunes amanecimos con la noticia de que Julio Montes, reconocido camarada, presentó su renuncia al cargo de Ministro de Hábitat y Vivienda. En los últimos eventos referidos al tema de la vivienda que se realizaron, al Camarada Montes no le fue muy bien, y no es porque sea ineficiente, sino que no logro domar al monstruo que recibió.

El Ministerio de Hábitat y Vivienda, fue un organismo creado a principios de año, para atender la problemática social de la falta de vivienda y de descontrolada ocupación de espacios por parte de la población. Tenía como propósito, no solo construir casas, sino generar un entorno urbanístico adecuado, donde se tuvieran todos los servicios públicos, y el acceso a elementos fundamentales, como lo son acceso a las fuentes de trabajo, salud, alimentación, transporte, etc.

Pero el hecho que el ministerio fuera de reciente data no significa que fuera un organismo limpio de gente con mentalidad obtusa, de poca visión de su función ante los ciudadanos; es decir, que estaban los mismos adecos de siempre, pues estaba conformado por instituciones como el Inavi, Conavi, Fondur, Dulcosa, Banap, etc., que fueron heredadas de la cuarta república.

Julio al parecer, no logró la misión fundamental de desarmar el aparato obsoleto, pues la idea era ir transformando esas instituciones, en organismos de servidores públicos, con alto nivel de eficiencia. El trabajo primario (administrativo) no se pudo hacer y eso generó que se repitieran viejos cuentos que impidieron que la meta pudiera alcanzarse.

Indiscutiblemente, la forma de trabajar con Chávez es 100 por ciento operativa (que lo digo yo con suficiente propiedad), del estilo de Otaiza, de Jesse, los Izarra, Moncada, entre otros, que no le tengan miedo a la cosa, que se le enfrenten al monstruo.

Ahora el Camarada Luis Figueroa, tiene la responsabilidad de asumir el Ministerio. Demostró capacidad en sus cargos anteriores, por ejemplo, la repavimentación de la autopista Francisco Fajardo, Prados del Este, durante la gestión de Diosdado Cabello en el Ministerio de Infraestructura, pero recientemente en Invitrami, con la reparación del cráter que se formó en la Autopista Regional del Centro.

Esperemos que todo funcione de la manera correcta, que los planes marchen al ritmo que se necesita y que logremos la justa distribución poblacional para el desarrollo del país en forma integral.

Le deseamos la mejor de las suertes a Luis, y al camarada Julio, que no se desanime, que las circunstancias por mas difíciles que sean, no pueden vulnerar el espíritu revolucionario.

No hay comentarios.: